CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACÓN DE ESTADOS AMERICANOS

COMISIÓN ESPECIAL SOBRE GESTIÓN DE CUMBRES INTERAMERICANAS

3a REUNIÓN ABIERTA - WASHINGTON DC - 19,09,00

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS PRESENTADAS POR JOSÉ M. FUMAGALLI*

 

CONTENIDO

1.- Introducción

2.- Comentarios al Documento de Discusión Presentado por el Presidente

Ambitos Temáticos de la Cumbre de las Américas de 2001

(OEA/SER.G CEIGCI-1 70/00 del 18,08,00)

3.- Sugerencias

a) Participación de la Sociedad Civil

b) Reconocimiento y Promoción de la Diversidad

 

Buenos Aires, Septiembre de 2000

 

* El Ing. José María Fumagalli es Director Ejecutivo de la Cámara de la Industria Química y Petroquímica de Argentina, Secretario del Consejo de la Industria Química del Mercosur, integra el Comité Ejecutivo del International Council of Chemical Associations y es Vicepresidente de la Comisión de Negociaciones Internacionales de laUnión Industrial Argentina. Los comentarios y sugerencias que integran el presente, no comprometen la posición institucional de las entidades mencionadas. Para cualquier ampliaci6n o aclaratoria favor comunicarse mediante el e-mail: jmfumagCa@ibm.net

1.- Introducción

Ante todo deseo agradecer la gentil invitación del Embajador Peter M. Boehm, Representante Permanente de Canadá ante la OEA y Presidente de la Comisión Especial sobre Gestión de Cumbres Interamericanas de la OEA, para asistir a la tercera reunión abierta de la Comisión Especial, la cual tendrá lugar el 19 de septiembre de 2000 en la sede de la OEA, en Washington, D.C. La misma, resulta todavía más valiosa por estar acompañada de una segunda invitación, alentando la presentación de comentarios y sugerencias para la próxima Cumbre en base al documento de antecedentes.

Antes de pasar a la presentación más detallada de mis comentarios y sugerencias, deseo resaltar especialmente la gran satisfacción que me produjo el Documento de la Presidencia. Y esta no es una apreciación genérica ni obligada por una normal cortesía; por el contrario, está fundamentada en la solidez y la consistencia de los lineamientos centrales que presenta este documento y que deseo resaltaren esta introducción.

En primer lugar, el documento demuestra simultáneamente una gran valentía y una buena dosis de realismo al reconocer importantes contradicciones existentes, y que son percibidas por los ciudadanos del hemisferio. En particular, me refiero a las contradicciones entre la mayor vigencia democrática y el aumento de la sensación de inseguridad de la población; así como las contradicciones que plantean el crecimiento de la economía y el simultáneo incremento, en muchos casos, de la desigualdad y la pobreza.

La primera de esas contradicciones, hace recordar que, en el pasado, la falta de seguridad fue justamente uno de los argumentos que se utilizaron reiteradamente en América Latina para justificar golpes de estado, que en muchos casos condujeron a la instalación de gobiernos no democráticos, frecuentemente dictatoriales.

La segunda contradicción, hace pensar que todavía no se visualiza con claridad una relación directa entre integración económica / libre comercio e inclusión / igualdad, y que en muchos casos, es posible que la sociedad civil piense exactamente lo contrario. Los sucesos de Seattle, significativamente liderados por ONGs y organizaciones gremiales de países desarrollados, y que condujeron al fracaso en el intento de lanzar la Ronda del Milenio, demuestran que esta importantísima falta de percepción, también afecta a amplios sectores de esas sociedades.

Los lineamientos generales del documento resultan consistentes con la necesidad de avanzar en la resolución de estas cuestiones. La atención centrada en la población; el agregado de un tercer pilar en el proceso de las Cumbres, atendiendo la problemática social; el aliento a una mayor participación de la sociedad civil y el ofrecimiento de la OEA como un foro apropiado para la misma; y el reconocimiento y la promoción de la diversidad, son algunos demostraciones de esa consistencia.

Estas características del documento -valentía, realismo y consistencia- son fundamentales para el mejor conocimiento de la problemática, a su vez, base imprescindible para orientar adecuadamente el proceso de las Cumbres y para encarar la "elaboración de un temario preciso que enfrente nuestros desafíos colectivos como una comunidad hemisférica a través del logro de acuerdos con respecto a objetivos prácticos y orientados hacia resultados".

Sobre estas bases, siguen a continuación mis comentarios y dos propuestas que creo de utilidad para el proceso de integración hemisférica.

2.- Comentarios al Documento de discusi6n Presentado por el Presidente

Ámbitos Temáticos de la Cumbre de las Américas de 2001 - OEA/SER.G CE/GCI- 170/00

Atención centrada en la población y la difusión

Como ya mencioné en la introducción este enfoque constituye una de las fortalezas del documento. Sin embargo, en la versión española, podría interpretarse que ya existe un reconocimiento público aceptable y extendido sobre la pertinencia y relevancia del proceso de las Cumbres.

¿Ya es percibido así? Lamento mi dureza. Creo que esa percepción es válida para los gobiernos, algunas ONGs especializadas y para algunas organizaciones empresariales comprometidas con la integración del ALCA; pero también creo que cualquier encuesta de opinión pública que se realizara en los 34 países del hemisferio demostraría que todavía falta mucho por recorrer para alcanzar un nivel mayoritario de la opinión pública con esa percepción.

El documento menciona acertadamente, bajo el subtítulo Fortalecimiento de la democracia, "Se elaborarán iniciativas encaminadas a reforzar la gestión democrática". Una atención centrada en la población, hace necesario implementar mecanismos efectivos de gestión democrática, que sean orientados a la obtención de resultados verificables en materia de seguridad, educación, empleo y bienestar, y que sean visibles para los ciudadanos de los Estados del hemisferio. En tal sentido las comunicaciones entre el proceso de las Cumbre y la sociedad civil, incluyendo una mejor difusión de los resultados, deben jugarán papel más importante.

Nuevas Metáforas para el Plan de Acción

El título "Plan de Acción: Tres cestas" utiliza una imagen que podría inducir a confusiones. Las "cestas" sirven para juntar temas relacionados entre sí, separándolos de otros que no lo están. En otras palabras, se da la idea de tres temas independientes que pueden ser considerados e inclusive resueltos en forma aislada. Para reflejar esta realidad de interrelación, sugiero el empleo de otra metáfora (por ej. "Tres pilares fundamentales de la integración", similar a la expresión "pilares gemelos" usada en el párrafo inicial del documento).

La cuestión de la creciente interrelación / interdependencia, está parcialmente reconocida -aunque en forma incompleta y algo confusa en este mismo primer párrafo de este subtítulo. Por ello creo conveniente clarificar mejor estos conceptos armonizando las denominaciones. A mi entender, existe una creciente interrelación entre los problemas (políticos, económicos, culturales, sociales, etc); pero también existe una creciente interdependencia entre los actores que sufren esos problemas, entre ellos, los propios Estados, las OIGs, ONGs, empresas, y por supuesto, los ciudadanos de cada uno de los Estados del hemisferio.

Fortalecimiento de la democracia y participación de la sociedad civil

Acertadamente el documento afirma que "La participación de la sociedad civil podría crear un mayor espacio, dentro de los sistemas democráticos, para la realización de un debate informado y el desarrollo de un mayor entendimiento mutuo."

Al respecto cabe señalar que existen grandes diferencias en la participación de la sociedad civil entre los 34 países del hemisferio, tanto por el grado como por el tipo de participación.

Estas diferencias son visibles en cada una de las áreas temáticas sobre las que tratará la Cumbre y afectan a los correspondientes objetivos del proceso: política (Fortalecimiento de la democracia); económica (Creación de prosperidad) y social (Realización del potencial humano).

En el área política y en virtud del consenso democrático unánime, en cada Estado existen mecanismos formales e institucionalizados, con algún grado de harmonización y verificación en el ámbito hemisférico, que aseguran la participación de la ciudadanía en la elección de sus autoridades. Como correlato de la necesidad de la plena vigencia y perfeccionamiento de la democracia, estos mecanismos pueden y deben ser perfeccionados, en modo de obtener las opiniones de los ciudadanos y sus organizaciones representativas intermedias entre los actos eleccionarios, especialmente sobre temas que hacen a la vida política, al bienestar y al desarrollo social. En otros términos, es necesario transitar hacia mecanismos de consulta que hagan a la democracia más directa y participativa.

En las áreas económica y social no existen mecanismos de consulta directa mínimamente armonizados en el ámbito hemisférico. En particular, son visibles las diferencias que surgen al comparar los mecanismos de información, consulta y participación de los sectores económicos privados en el proceso del ALCA. Similares diferencias se observan en el campo de la informaci6n, consulta y participaci6n de la sociedad civil sobre cuestiones sociales y culturales.

Reducir estas diferencias tiene carácter prioritario. Caso contrario, esas desigualdades podrían generar discriminaciones y exclusiones (e inclusive auto exclusiones) y crear las bases de reacciones en contra de la integración hemisférica, vista desde esa óptica, como un festín reservado para algunos y no como un bien común en beneficio de todos.

También al respecto, el documento indica que "La OEA es un foro apropiado para la promoción de esa interrelación, que constituye un elemento esencial para el fortalecimiento de la democracia." Al compartir plenamente esa idea, en la sección de sugerencias, presento una propuesta concreta para avanzar en esa dirección.

Para completar la cuestión del fortalecimiento democrático, el documento plantea que "la cooperación para mejorar la promoción de los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales de los pueblos indígenas debe seguir siendo una prioridad hemisférica." Al respecto creo que, además de las minorías étnicas y raciales, es necesario considerar también el caso de otras minorías. Por ejemplo, en lo económico, reconocer el problema de economías de pequeñas comunidades regionales, asi como, en lo social, es necesario considerar las necesidades de inclusión de otras minorías culturales, además de los problemas de género, y minoridad, también debidamente mencionados por el documento.

Creación de prosperidad más equilibrada

La necesidad de que "El compromiso de fomentar la inclusión y la igualdad debe informar nuestros esfuerzos encaminados a promover la integración económica y el libre comercio", es central. Además de la necesidad de una clara percepción de una relación directa entre integración económica / libre comercio e inclusión / igualdad, que ya manifesté en la introducción, debe también agregarse queese fenómeno es alentado en las sociedades y en los sectores productivos de países con menor desarrollo relativo, por el creciente empleo de prácticas proteccionistas del comercio agrícola y agroindustrial (incluyendo el empleo de restricciones no tarifarias), por intentos de lograr "early harvest" en temas de interés prioritario exclusivo de algunos países; por la persistencia en incluir la consideración de estándares laborales y ambientales relacionados con el comercio, etcétera.

En materia laboral es necesario reconocer que en muchos países el crecimiento del desempleo hace retroceder la problemática de las condiciones de trabajo, reduciendo el tema a la simple posibilidad de tener algún trabajo, cualquiera sea este. Este fenómeno afecta especialmente a los jóvenes y a sectores sin una capacitación adecuada. En estas condiciones, la simple mención de relacionar estándares ambientales con integración comercial, es al menos irritante. Algo similar ocurre con la relación medioambiente-comercio. Para ganar adhesiones a la filosofía del desarrollo sustentable, y a la vez eliminar los temores sobre la eventual utilización de las cuestiones ambientales como nuevos mecanismos de proteccionismo comercial, puedo proponer la conveniencia de una clara enunciación y puesta en práctica de un principio de proporcionalidad entre la situación ambiental de cada país y/o región y las normas legales destinadas a asegurar la sustentabilidad del desarrollo económico de ese mismo país y/o región, en términos compatibles con las necesidades de futuras generaciones.

Completo los comentarios relacionados con la economía, con la mención de la globalización como un tema exclusivamente relacionado con la necesidad de "prestar más atención al impacto --positivo y negativo-- del comportamiento privado de las empresas", agregando que "Los gobiernos podrían considerar iniciativas destinadas a hacer participar al sector privado, a las IFI y a la sociedad civil en un diálogo encaminado hacia el logro de resultados prácticos que respalden los principios de una buena gestión de las empresas y de la responsabilidad social."

Al respecto creo necesario puntualizar que la globalización también debe llevar a considerar otros efectos, además de los meramente económicos; tal es el caso de la creciente pérdida de poder relativo de los Estados, el peso creciente de las ONGs, OIGs, e IFIs; entre otros importantes efectos políticos, sociales y culturales.

Se habla mucho sobre la globalización, pero se la conoce muy poco. Creo imprescindible un mayor conocimiento sobre los procesos de globalización, qué son, cómo funcionan, y cómo podrían ser gerenciados; tanto en el ámbito de los funcionarios gubernamentales como de las propias instituciones representativas de la sociedad civil. La cuestión será ampliada mds adelante al comentar la problemática de la diversidad.

Realización del potencial humano, diversidad y globalización

Como mencioné en la introducción la inclusión de este tercer pilar del proceso de las Cumbres es necesario y positivo. En particular creo muy importante comentar la necesidad de "proteger y promover la diversidad; en especial la diversidad cultural."

Con esa finalidad es conveniente explicitar con mayor detalle dos aspectos: a) qué es la diversidad; y b) razones para protegerla y promoverla.

La diversidad integra dos facetas complementarias. La primera, se refiere a las distintas fuentes, orígenes o aportes que nutren cualquier problemática, incluyendo, en el caso de los problemas culturales, aspectos tan variados como las étnias, religiones, idiomas, identidades culturales, prácticas de producción y consumo, etcétera. La segunda faceta se refiere a la diversidad de opciones disponibles para diseñar soluciones. Estas dos facetas presentan para gobernantes y administradores una contradicción importante: en general e independientemente de la complejidad de la problemática que se enfrente, se intenta considerar todas las fuentes, orígenes y aportes sobre el tema, a la vez que se pretenden soluciones de carácter universal.

El concepto de diversidad no puede ser cabalmente comprendido sin su opuesto: la

homogeneidad. Diversidad y homogeneidad constituyen un continuo, similar al continuo cooperación-conflicto, y también al que describe el alcance local-global de los procesos políticos, económicos, sociales y culturales. El planteo de estas similaridades no es casual: los procesos de globalización, incluidos los procesos de integración, pueden ser descriptos e interpretados mediante estos tres continuos: alcance, cooperación-conflicto y diversidad-homogeneidad.

Con relación a las razones para proteger y promocionar la diversidad, creo que debería destacarse la consideración de la diversidad como una riqueza, una suerte de potencial del capital social y humano, cuya consideración permite fundamentar y elaborar propuestas u opciones de mayor amplitud y validez para el conjunto. En otros términos, un adecuado reconocimiento y consideración de la diversidad de las fuentes, orígenes y aportes de un problema, facilita el diseño de soluciones válidas para un mayor universo de actores.

En razón de la importancia del tema en la sección siguiente presento algunas sugerencias sobre este título.

La Conectividad al servicio de la comunidad es un tema horizontal

En un documento donde se presentan los "tres cestos" fundamentales del proceso de Cumbres de las Américas (o "tres pilares", según propongo más adelante), parecería que la introducción de un cuarto aspecto, puede crear alguna confusión, máxime cuando el titulado sugiere igual categoría que los anteriores. Esto no significa ignorar esta cuestión, a mi entender de importancia fundamental. Una alternativa posible es considerar los aspectos generales del tema en la sección introductoria, incluyendo en el texto correspondiente a los "tres cestos" aquellos aspectos más relacionados con cada uno de ellos. Otra altemativa, más sencilla es simplemente eliminar el título "Conectividad al servicio de la comunidad", dejando el texto completo, tal como estd, bajo el titulo "Realización del potencial humano".

Un último comentario, la afirmación de que "Las nuevas tecnologías están derribando barreras, ampliando diálogos y alterando el contenido de las relaciones entre el sector público, el sector privado y la sociedad civil", es absolutamente cierta, pero debe considerarse que si no son adecuadamente tratadas, las nuevas tecnologías podrían estar creando nuevas exclusiones para los que no tienen acceso a las mismas, sea por razones económicas, educativas, o simplemente de edad.

Conclusiones finales

En apretada sintesis:

• Estrecha coincidencia general con el documento de la Presidencia;

• En consideración de la falta de una clara y mayoritaria percepci6n de la sociedad civil sobre la mejora de su propia seguridad, progreso económico y los efectos indeseados de la globalización, la introducción del tercer pilar, el social, resulta imprescindible para una mejor efectividad del proceso de las Cumbres Hemisféricas.

• La verificación de un mayor y más perceptible equilibrio entre costos y beneficios a ser asumidos por la totalidad de los participantes de la integración hemisférica, asegurarían un proceso más rápido, de mayor gobernabilidad y con mejor sustentabilidad en el largo plazo.

• En la sección siguiente se presentan 2 sugerencias que contienen propuestas alineadas con losc omentarios precedentes.

3.- Sugerencias

Participación de la Sociedad Civil

Como propone el documento de la Presidencia, la OEA es el foro apropiado para promover la participación de la sociedad civil. Para efectivizar esa intención, se propone:

• Realizar un estudio comparativo sistemático, de alcance hemisférico, que permita diagnosticar el grado y tipo de participación de la sociedad civil de cada país, en materia política, económica y social.

• En cada una de estas áreas será necesario relevar a las organizaciones intermedias representativas de la sociedad civil, para así evaluar y comparar los diversos mecanismos existentes para la información, consulta y participación de la sociedad civil y sus entidades representativas.

• La metodología a emplear deberá ser previamente armonizada y consensuada.

• Se recomienda convocar a los sectores académicos de las universidades de mayor reconocimiento, a las organizaciones empresariales participantes de los procesos de integración subregional y hemisférica, así como a otros actores sociales reconocidos, en modo de involucrarlos en este proceso de evaluación y, al mismo tiempo, hacerlo más creíble.

• El análisis comparativo de los resultados estará orientado a promover una mayor y más efectiva participación de la sociedad civil, especialmente en aquellos países, temas y sectores donde se detecten mayores desventajas.

  1. Reconocimiento y promoción de la diversidad

Con la finalidad de reconocer y promover la diversidad en modo efectivo, se recomienda:

    • En general:
    1. Reconocer la diversidad de realidades que caracterizan a los países del hemisferio, incluyendo aspectos políticos, económicos, sociales y culturales, así como las interrelaciones de estos problemas que sean más relevantes en cada país y los principales actores involucrados en cada problemática.
    2. Promover un mayor conocimiento de los procesos de globalización, con el objeto de lograr una mayor comprensión de su alcance, grado de conflictividad-cooperación, y nivel de diversidad-homogeneidad, tanto por parte de los gobiernos, como de la propia sociedad civil, y tendiendo por este medio a lograr un mejor gerenciamiento de los procesos de integración hemisférica y una mejor optimización de sus costos y resultados.
    • En particular, en materia de integración del ALCA:
    1. Tomar en consideraci6n las diferencias en el tamaño y grado de desarrollo de los países del hemisferio, en forma de lograr resultados que beneficien a la totalidad de los países y habitantes del hemisferio.
    2. Realizar estudios de impacto del proceso de integración comercial sobre cada uno de los países del hemisferio, utilizando una metodología común y abierta a la información, consulta y participación de los sectores productivos, trabajadores, consumidores y demás integrantes de la sociedad civil. Un estudio de estas características es fundamental para detectar problemas críticos, elaborar mecanismos destinados a reducir las brechas existentes, amortiguar los costos y para mejorar el respaldo al proceso de integración del ALCA.
    3. Respetar las disposiciones de la OIT sobre estándares y leyes laborales, que deben ser tratados en forma tripartita en el marco de esa organización. No se deberán crear nuevos estándares laborales para limitar la integración comercial y/o los flujos comerciales que deriven de la misma.
    4. Enunciar y poner en práctica el principio de proporcionalidad entre la situación ambiental de cada país y/o región y las normas legales destinadas a asegurar la sustentabilidad del desarrollo económico de ese mismo país y/o región, en términos que compatibilicen las necesidades actuales de crecimiento y desarrollo económico y social con las necesidades de futuras generaciones.
    5. Negociar la totalidad del universo arancelario, sin excepciones, mediante la mecánica de "single undertaking"
    6. Rechazar cualquier forma de subsidio y/o restricción no tarifaria que distorsione o restrinja los beneficios de la integración del ALCA.

 

José María Fumagalli

Buenos Aires, 8 de septiembre de 2000

 


Página Principal | Mandatos de la Cumbre | Calendario de Reuniones | Busque Información

© 2000 Organización de los Estados Americanos, Oficina de Seguimiento de Cumbres

 

[CEGCI Meetings/19-SEPT-00-CEGCI/tracker.htm]