CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

COMISIÓN DE ASUNTOS JURÍDICOS Y
POLÍTICOS

 


OEA/Ser.K/XVI
GT/DADIN/INF-3/99
30 noviembre 1999
Original: Textual

Grupo de Trabajo encargado de elaborar el
Proyecto de Declaración sobre los Derechos de
las Poblaciones Indígenas

Presentación del Embajador Claude Heller
Representante Permanente de México y
Presidente del Grupo de Trabajo

Muy buenos días. Damos inicio a esta reunión del Grupo de Trabajo de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos del Consejo Permanente encargado de la elaboración del Proyecto de Declaración Americana sobre los Derechos de las Poblaciones Indígenas, que se celebra de conformidad con el mandato de la Asamblea General de la OEA contenido en su resolución 1610 adoptada en junio pasado en Guatemala.

Doy la bienvenida al Secretario General de la Organización, a las delegaciones gubernamentales, observadores permanentes, representantes de órganos, organismos y entidades del sistema interamericano, así como a los representantes de comunidades indígenas que nos acompañan en esta reunión.

Hoy reanudamos la tarea iniciada por el Grupo de Expertos Gubernamentales que se reunió en febrero pasado en esta ciudad. Como pudimos constatar en esa ocasión, la tarea que nos encomendó la Asamblea General no es sencilla. Emprendemos un ejercicio en el que deben conciliarse posiciones gubernamentales y en el que también se deben encontrar formulas creativas que permitan una participación adecuada de representantes de comunidades indígenas.

Al mismo tiempo, es evidente que no estamos empezando desde cero, ya que contamos con aportaciones presentadas por los Estados Miembros, órganos del sistema y representantes de comunidades indígenas, los cuales no hacen sino enriquecer nuestros trabajos.

Como bien señala la Asamblea General en la resolución 1610, la declaración cuya elaboración se nos ha encomendado, debe "fortalecer el reconocimiento, la promoción y la protección de los derechos de las poblaciones indígenas" y contribuir al desarrollo de las actividades de la OEA sobre la materia.

Con dicho objetivo en mente, la Presidencia esta convencida de que nuestra Declaración debe ser un documento que mire hacia el futuro, partiendo del reconocimiento de las muy diversas experiencias históricas, culturales, sociales, y económicas tanto de los Estados Miembros de la Organización como de las comunidades indígenas de todo nuestro hemisferio. La Declaración debe constituir un marco de referencia fundamental para las políticas nacionales que coadyuve al mismo tiempo a la consecución de las aspiraciones indígenas y a su plena participación en el desarrollo económico y social de nuestras sociedades.

El inobjetable compromiso de todos los participantes en este proceso enfrenta sin lugar a duda las limitaciones reales que nos imponen el calendario y los recursos materiales a nuestra disposición. El hecho de que en momentos en que la Organización enfrenta serios problemas financieros, se celebre esta reunión de cinco días de duración, es un ejemplo concreto del compromiso de todos los Estados Miembros con esta tarea.

Por ello, exhorto a todos los participantes a aprovechar al máximo el tiempo disponible mediante su participación activa, enfocada directamente en el tema bajo discusión, evitando declaraciones generales. A reserva de referirme mas adelante a la forma en que la presidencia conducirá el examen del documento, agradezco de antemano la brevedad de sus intervenciones y su actitud constructiva, ya que solo a través de nuestro esfuerzo colectivo lograremos avanzar en esta reunión.

De acuerdo con las deliberaciones de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos, el pasado 22 de octubre la Presidencia dirigió comunicaciones a todas las misiones permanentes, al Secretario General y al director del Instituto Indigenista Interamericano estableciendo la metodología de trabajo y las modalidades de participación de los representantes de comunidades indígenas, desarrolladas a partir de las resoluciones pertinentes de la Asamblea General y del Consejo Permanente. Estas, orientadas a que estemos en posibilidad de concluir por lo menos una primera revisión del Proyecto de Declaración, pueden resumirse de la siguiente manera:

Centrar las discusiones en la parte dispositiva del proyecto de Declaración.

Revisar los artículos del Proyecto de Declaración sobre la base de una agrupación temática, correspondiente a los capítulos identificados en el documento, sin prejuzgar el orden en que puedan ser abordados: ámbito de aplicación y definiciones; derechos humanos; desarrollo cultural; derechos organizativos y políticos; derechos sociales, económicos y de propiedad; y disposiciones generales.

En lo relativo a las modalidades de participación de representantes de comunidades indígenas, la Presidencia otorgara a dichos representantes, al inicio de la consideración de cada agrupación temática, un espacio de tiempo suficiente para que éstos puedan formular sus comentarios. Asimismo, sujeto al grado de avance en los trabajos, la Presidencia permitirá participaciones adicionales al final de las discusiones. Es evidente en que las posibilidades de participaciones adicionales aumentarán en la medida en que logremos agotar las discusiones sobre cada punto en un tiempo razonable. Aquí nuevamente la presidencia pide respetuosamente la cooperación de los representantes de las organizaciones indígenas que nos acompañan, invitándolos a coordinar sus intervenciones y a organizar los turnos en el uso de la palabra. Al mismo tiempo, les pido que antes de formular sus intervenciones, se identifiquen en el micrófono.

Por otra parte, se ha reservado el salón Gabriela Mistral, ubicado en el piso principal de este edificio para que los representantes de comunidades indígenas cuenten con un espacio propio para consultar y coordinar su participación.

Como se establece en el proyecto de temario contenido en el documento CP/CAJP-1582/99, centraremos nuestros trabajos en la consideración de la parte dispositiva del Proyecto de Declaración. En sus intervenciones, la Presidencia los invita a tomar en cuenta los documentos de trabajo que han sido presentados por Estados Miembros, órganos del sistema y comunidades indígenas, así como el informe elaborado por el Instituto Indigenista Interamericano en cumplimiento de la solicitud de la Asamblea General contenida en la Resolución 1610. Estos documentos, circulados con anterioridad, pueden ser obtenidos en la mesa de documentos ubicada en esta sala.

[Indigenous/W-Group-Oct99/tracker.htm]