Energía

1. Primera Cumbre de las Américas, Miami, EE.UU. (Diciembre de 1994)

La Cooperación Regional en el Sector de la Energía, mandato quedó indisolublemente ligado con la "Alianza para el uso sostenible de la energía", una de las iniciativas que los Jefes de Estado y de Gobierno propusieron en el Plan de Acción. Esta alianza, empero, junto con las alianzas en favor de la diversidad biológica y para la prevención de la contaminación (que también forman parte del Plan de Acción), se fusionaron en el ámbito más amplio del desarrollo sostenible. En este sentido, los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Miami señalaron que el desarrollo económico sostenible requiere la cooperación hemisférica en el campo de la energía.

En Miami, los gobiernos se comprometieron a llevar a cabo, en 1995, una reunión hemisférica de seguimiento, a fin de fomentar la cooperación para el desarrollo de la industria de la energía en el hemisferio, compatible con las estrategias nacionales de energía al costo menor y las actividades descritas en la sección del Plan de Acción de Miami titulada "Alianza para el uso sostenible de la energía". Los principales objetivos incluirían:

2. Entre las Cumbres (Enero de 1995 a marzo de 1998)

Durante la primera reunión despues de la Cumbre de Miami, celebrada en Washington, D.C. en octubre de 1995, los Ministros de Energía del hemisferio lanzaron la Iniciatia Hemisférica de Energía, como medio para llevar a la práctica la Iniciativa 12 ("Cooperación en materia de energía") y la Iniciativa 21 ("Alianza para el uso sostenible de la energía") de una manera conjunta y coordinada. La iniciativa dio por resultado una serie de medidas positivas, entre ellas la creación de un Comité Hemisférico de Dirección para la Energía, con el cometido de orientar la puesta en práctica de los planes de acción. El Comité, que celebró su primera reunión en Santiago, Chile, en febrero de 1996, estableció 8 grupos de trabajos con los siguientes objetivos y coordinadores:

Grupo de trabajo y sus objetivos

Coordinador

1. Aumento de las inversiones en el sector de energía

Estados Unidos

2. Promoción de tecnologías de energía limpias en los mercados de la energía eléctrica (OLADE)

Colombia

3. Impulso a la cooperación hemisférica en el ámbito normativo

Argentina

4. Incremento de la sustentabilidad económica y ambiental en el sector de petróleo

Venezuela

5. Creación de nuevas oportunidades para el uso del gas natural

Bolivia

6. Fijación de prioridad para el uso eficiente de la energía en todo el hemisferio

Brasil

7. Desarrollo de estrategias hemisféricas viables de electrificación rural

Chile

8. Distribución de información sobre esfuerzos voluntarios para reducir la acumulación mundial de gases de efecto invernadero generados en el sector de energía

Estados Unidos

Los Ministros de Energía se reunieron por segunda ocasión en Santa Cruz, Bolivia, en julio de 1996. Entre las preocupaciones primordiales expuestas en la reunión, figuró el compromiso con el crecimiento del sector de energía en forma compatible con las metas del desarrollo sustentable y la promoción de un incremento de las inversiones privadas en el sector. Los ministros se comprometieron a cooperar en torno a estrategias de aumento del suministro de energía para servicios en zonas rurales, a fin de que el 80% de la población del hemisferio tenga acceso a la energía para el año 2010. También en Santa Cruz tuvo lugar, en diciembre de 1996, una Cumbre sobre Desarrollo Sostenible, en la que se consagró el respaldo al Grupo de Dirección.

La Tercera reunión de Ministros de Energía se llevó a cabo en enero de 1998 en Caracas, Venezuela y en ella los ministros convinieron en las siguientes iniciativas, contenidas en la Declaración de Caracas:

Los Ministros avalaron la integración de los mercados de energía y su interacción con la promoción de los marcos normativos transparentes para las inversiones y la promoción de éstas. Los ministros, asimismo, reconocieron la enorme importancia que tiene la tecnología para el control ambiental en el sector de energía.

Durante la  reunión cumbre de Caracas, en 1998, los ministros también crearon una Secretaría Coordinadora con el cometido de seguir impulsando la Iniciativa Hemisférica de Energía. Esa secretaría, que se estableció por un período inicial de un año, brindará apoyo al Comité de Dirección y a los ocho grupos de trabajo, y está compuesta por  representantes gubernamentales de:

a) Ministerio de Energía y Minas, de Venezuela,
b) Departamento de Energía de los Estados Unidos, y
c) OLADE.

El desarrollo sustentable también ha sido un componente clave de la Iniciativa Hemisférica de la Energía. El BID ha financiado un nuevo programa de "Mercados sostenibles para energía sostenible", cuyo objetivo es fomentar el desarrollo de mercados en el largo plazo para el uso eficiente de la energía y de recursos energéticos limpios y renovables en el hemisferio. El programa tiene nexos con distintas ramas financieras del Grupo del BID, como la Corporación Interamericana de Inversiones y el Fondo Multilateral de Inversiones. Esta nueva iniciativa del BID ya brinda apoyo a varios proyectos, como: un proyecto de servicios de energía rural renovable en el Brasil, proyectos de uso eficiente de la energía en Perú, Argentina y El Salvador, y proyectos de transporte urbano en Brasil y Ecuador.

Entre 1995 y 1998 se concretaron otras iniciativas y enfoques temáticos en el sector de energía y desarrollo sostenible, como:

Gas natural, que constituye un componente importante de las iniciativas en materia de energía, porque es un combustible limpio. Se ha hecho esfuerzos para incrementar las inversiones privadas en el sector de gas natural y en junio de 1996 se llevó a cabo en La Paz, Bolivia, una reunión de representantes de intereses de gobiernos y privados, que dio como resultado el esbozo de una estrategia hemisférica para el gas natural.

Regulación de la energía. También se han emprendido esfuerzos para asegurar que la regulación, después de la privatización de los mercados, sea justa y transparente. La primera conferencia dedicada a este aspecto fue organizada por la Comisión Reguladora de la Energía, de México, en julio de 1996. Los ministros han convenido en asegurar la existencia de regímenes normativos transparentes y previsibles, y en facilitar la integración de los mercados del gas natural y electricidad mediante redes fijas. También es motivo importante de interés la capacitación del personal de las instituciones reguladoras para lo cual  se han creado bases de datos.

Energía limpia. En diciembre de 1996, el Grupo de Trabajo 2 redactó un informe titulado Tecnologías de energía limpias para las Américas. El informe incluye una base de datos sobre la demanda actual y proyectada de energía eléctrica en varios países y brindó la base para llevar a cabo evaluaciones de energía limpia. El grupo también estudió doce proyectos de tecnologías avanzadas para el uso de combustibles fósiles y renovables. Otro aspecto que ha sido objeto de atención es la eliminación del plomo de la gasolina. En enero de 1998, el Grupo de Trabajo 4 preparó un informe sobre La armonización de los combustibles en América Latina y el Caribe, con recomendaciones y marcos cronológicos para lograr los objetivos de eliminación del plomo. Las sociedad civil y la industria privada también han contribuido al debate sobre el uso de energía limpia. Entre las iniciativas de ONGs y de la industria, figuran las relacionadas con energía renovable en las Américas, el Foro Ambiental del Petróleo y el Gas en el Hemisferio Occidental y el programa de ciudades limpias, de los Estados Unidos.

Armonización de las normas sobre energía. En junio de 1997 se organizó en Toronto, Canadá, un taller de trabajo sobre la eliminación de las barreras y el aumento de la cooperación en esta área. Desde entonces se realizaron otros talleres para considerar la armonización en aspectos tales como las pruebas y los equipos.

Necesidades de las comunidades rurales. El Grupo de Trabajo encargado de este tema preparó un informe titulado Informe sobre Electrificación Rural, en el que se estima que unos 50 millones de habitantes en el medio rural carecen de acceso a los servicios de electricidad básicos. El informe también dio cuenta de progresos logrados en este aspecto.

Los recursos humanos en el sector de energía. La consecución de progresos no es posible sin el concurso de un cuerpo de profesionales bien preparados. Por lo tanto, Venezuela organizó una conferencia denominada "Foro Hemisférico del Petróleo de las Américas: Recursos humanos" que llevó a cabo en Caracas, en mayo de 1997, para ampliar el debate en torno a problemas de formación de personal y, en términos generales, del desarrollo de los recursos humanos en el sector de petróleo.

[Miami Summit/tracker.htm]