Microempresa

1. Primera Cumbre de las Américas, Miami, Estados Unidos de América (Diciembre 1994)

Los lideres consideraron el desarrollo de las MSE como una base fundamental para el proceso de integración hemisférica, ya que representan un gran porcentaje de empleo en el Hemisferio. Especialmente para los pobres, y particularmente para las mujeres. Las MSE constituyen una gran proporción del Producto Bruto Interno (PBI) de muchos países. Reconociendo la importancia de las MSE para las economías del hemisferio,  en el Plan de Acción de Miami con los países miembros se comprometieron a:

Se observó en el Plan de Acción de Miami, que el BID y otros organismos de desarrollo han comprometido cerca mil millones a la promoción de MSE a través del Hemisferio. Además, el BID planeó invertir otros $500 millones en los siguientes cinco años en préstamos y asistencia técnica para la promoción de la microempresa. 

2. Periodo entre las Cumbres (Enero 1995- Marzo 1998)

El Banco Interamericano de Desarrollo

El BID comenzó a ejecutar su compromiso de invertir $500 millones (en 1999) en préstamos y asistencia técnica para el desarrollo de las MSE. En términos de proyectos específicos, el BID proporcionó $37 millones en préstamos, y $20 millones en asistencia técnica a las Organizaciones no gubernamentales a través de su Programa Pequeño Proyecto (creado en 1987). Una nueva iniciativa es el "Pequeño Proyecto de Asistencia Técnica y de Recursos" para Grupos Marginales (Small Projects Facility and Technical Assistance for Marginal Groups ). Este empezó a desarrollarse en el Sudeste Mexicano en1997. Con el objetivode proporcionar $15 millones en créditos y asistencia técnica. Además, el programa global de préstamos proporcionó $47 millones a instituciones financieras que trabajan en el sector desde 1994.

Otros programas también financian MSE. Un ejemplo es el Fondo Multilateral de Inversión, que invierte en acciones y otros títulos negociables con el fin de expandir los recursos de las instituciones micro financieras. Desde 1994 se han establecido préstamos de más de $22 mil millones, y becas de asistencia técnica que otorgan más de $25 mil millones, con el fin de alentar los servicios de desarrollo de negocios, y para el mejoramiento de instituciones microfinancieras. Un ejemplo de los beneficios de este programa, es el establecimiento del Banco de la Pequeña Empresa S.A. en la República Dominicana. Además, la capacidad de préstamo del Credit Bank of Panamá, ha sido incrementada a través del Fondo de Inversión Multilateral del BID. Finalmente, la Fundación ha ayudado a crear el Instituto Latinoamericano de Microfinanzas, un grupo de instituciones de capacitación dedicado a fortalecer las compañías financieras dentro del sector de las MSE.

Agencia de Cooperación para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID)

La USAID invirtió alrededor de $118 mil millones en el sector entre 1994 y 1997, y planea contribuir con $40 mil millones más en 1998. Estos fondo apoyo proyectos microempresariales en 12 pases de la región. El propósito de estos préstamos y programas es el de permitir que las MSE adquieran su autosuficiencia, para que entonces puedan aprovechar en forma independiente las fuentes comerciales de financiamiento. USAID patrocinó una conferencia sobre Créditos Microempresariales en febrero de 1997 a la que concurrieron mas de 2500 delegados.

Grupo Consultivo de Asistencia a los más Pobres (CGAP)

El CGAP, dependiente del Banco Mundial, fue creado en 1995, a través de una iniciativa de 18 países donantes, para prestar ayuda en el desarrollo de servicios microfianancieros para los pobres y los marginalizados. Al día de hoy, el grupo cuenta con más de 25 miembros, incluyendo el BID y USAID. El CGAP tiene 4 objetivos:

El CGAP financia institutos de Microfinanzas en América Latina, con alrededor de $5 millones por año.

Entidades Nacionales e Iniciativas

En 1997 el BID envió un cuestionario a 26 países del Hemisferio, y todos respondieron favorablemente en lo que respecta al desarrollo de políticas, programas y estrategias para las MSE. La mayoría de los países habían creado organismos gubernamentales y/o híbridos del sector privado/público para la implementación de las políticas y programas de MSE. En contraste, en 1995 sólo el 50% de los 20 países encuestados habían desarrollado, en 1995, este tipo de estrategias. 

Uno de los organismos más exitosos de todos estos es el Fondo para el Desarrollo de Instituciones Financieras Comunitarias (Community Development Financial Institutions Fund) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de Norteamérica. (CDFI), creado en 1994, y el cuál ha invertido sumas considerables en títulos negociables de las MSE (incluyendo acciones, préstamos, becas, hipotecas, y acciones de la Credit Union). También trabajó con Organizaciones No Gubernamentales (ONG) para proveer el acceso a créditos a las comunidades más pobres de los Estados Unidos de Norte América. El Departamento del Tesoro y el de Comercio también han establecido la Iniciativa Federal Microempresarial (Federal Microenterprise Initiative), para trabajar dentro del sector. En forma similar, otros países del Hemisferio, como Perú, Ecuador, Panamá, y El Salvador, han creado nuevos organismos e instituciones con el fin de asistir al establecimiento y apoyar el en forma continua a las MSE.

De acuerdo con el primer objetivo del Plan de Acción de Miami, se han tomado grandes iniciativas en muchos países del Hemisferio para desregular y simplificar la administración de las MSE. Un ambiente financiero más estable ha llevado a la gran participación por parte de los bancos comerciales e instituciones financieras no-gubernamentales en el suministro de servicios al sector de las MSE.

También se están realizando esfuerzos para cambiar el ambiente legal y regulatorio, para crear agencias para el otorgamiento de micro créditos. Existen ya ejemplos en Bolivia y en Perú conocidos como Entidades de Desarrollo de las Pequeñas y Microempresas. Otros países han establecido incentivos para apoyar al sector: exenciones de impuestos en Barbados, asistencia técnica y de capacitación en Argentina, y fondos garantizados en Nicaragua, Colombia, Uruguay y México.

Junto con las redes de capacitación y apoyo, se están realizando esfuerzos para incrementar la informacion disponible para las MSE. Por ejemplo, los países del MERCOSUR crearon Redsur-Integrando Empresas, la cuál utiliza la Internet para diseminar información. Esfuerzos similares están siendo implementados en otros países.

[Miami Summit/tracker.htm]