DECLARACION DE LOS COPRESIDENTES DE LA REUNION DE MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES DE LAS NACIONES DE LA CUMBRE DE LAS AMERICAS

MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES JOSE MIGUEL INSULZA, SECRETARIA DE ESTADO MADELEINE ALBRIGHT Y MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES LLOYD AXWORTHY

EMITIDA EN CIUDAD DE GUATEMALA, GUATEMALA, 7 DE JUNIO DE 1999

A un año de la firma por parte de los Jefes de Estado, y de Gobierno de las Américas de la Declaración y del Plan de Acción de Santiago que institucionalizó las Cumbres como la instancia al más alto nivel de las relaciones hemisféricas, comprobarnos con gran satisfacción los muy significativos avances logrados en la ejecución de los mandatos aprobados en Santiago de Chile.

Nuestros Jefes de Estado y de Gobierno nos confirieron la responsabilidad colectiva de supervisar el proceso de implementación de los mandatos de la Cumbre, el que estamos realizando a través del Grupo de Revisión de la Implementación de la Cumbre (GRIC) con la colaboración de la Organización de los Estados Americanos (OEA), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de la Organización Panamericana de la Salud. (OPS), de la Comisión Económica para la América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) y del Banco Mundial.

En el Plan de Acción de Santiago, nuestros Jefes de Estado y de Gobierno le encomendaron a la Secretaría General de la OEA la función de mecanismo de registro (memoria institucional del proceso) y de apoyo técnico al GRIC. Deseamos dejar constancia de nuestro reconocimiento por las medidas adoptadas por la Secretaría General de la OEA en cumplimiento de dicho mandato, que han incluido la creación de la Oficina de Seguimiento de Cumbres y la difusión de todos los documentos oficiales relacionados con el cumplimiento de los mandatos Cumbres a través del Internet.

Vemos con especial interés que el formato del GRIC, tal como fuera delineado en nuestra declaración de Caracas, ha permitido un intercambio pleno de puntos de vista entre las autoridades competentes y los expertos técnicos sobre el curso de la implementación de los mandatos, especialmente en las reuniones celebradas en Washington, D.C., el 29 de octubre de 1998 y en Santo Domingo, República Dominicana, el 9 de marzo de 1999.

Con gran satisfacción comprobamos que los informes de los coordinadores responsables de cada tema presentados al GRIC demuestran un proceso vigoroso de ejecución de los mandatos con la plena participación de los distintos países americanos y con el apoyo de los organismos internacionales pertinentes. Hemos avanzado en el involucramiento de la sociedad civil en el proceso, de cumplimiento de esos mandatos y deberemos continuar fomentando, la participación ciudadana como herramienta de colaboración y de perfeccionamiento de nuestras sociedades democráticas en las Américas. Agradecemos el apoyo de los organismos internacionales a este proceso y esperamos fortalecer el trabajo coordinado en la consecución de los mandatos de la Cumbre,. La ejecución de los mandatos de la. Cumbre depende también de los apoyos financieros. En este sentido, deberá prestarse especial atención a los recursos que se están asignando al cumplimiento de los mandatos.

Como recordamos en nuestra declaración del 1 de Junio de 1998 en Caracas, Venezuela, el GRIC velará y evaluará el cumplimiento de los mandatos de las Cumbres y, a tales efectos, en los próximos doce meses deberá reunirse por lo  menos dos veces, tentativamente en octubre de 1999 y en marzo del 2000, antes de la próxima Asamblea General de la OEA a realizarse en Canadá en junio de ese año. En la Decimoséptima Reunión del GRIC, a realizarse en Octubre del presente año, Chile entregará la presidencia del GRIC a Canadá, a fin de facilitar el comienzo del proceso de preparación de la próxima Cumbre. Chile y los Estados Unidos continuarán como copresidentes.

Durante, los últimos doce meses, el GRIC ha considerado el grado de cumplimiento de los mandatos en las siguientes áreas: educación; sociedad civil; corrupción; prevención y control del consumo indebido y del tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias sicotrópicas y otros delitos conexos; terrorismo; fortalecimiento del sistema de justicia, y de los órganos judiciales, modernización del Estado en la administración de materias laborales; transporte; telecomunicaciones; tecnologías de salud; y derechos básicos de los trabajadores.

Dentro del próximo año, el GRIC deberá revisar los avances en las áreas de democracia y derechos humanos; trabajadores migrantes; fortalecimiento de las administraciones regionales y municipales; fomento de la confianza y la seguridad entre los Estados; fortalecimiento, modernización e integración de los mercados financieros; ciencia y tecnología; cooperación energética regional; infraestructura general; fomento de la micro, pequeña y mediana empresa; registro, de propiedades; mujer; y, poblaciones indígenas, sin perjuicio de abordar nuevamente otras iniciativas de la Cumbre a medida que lo justifiquen avances importantes que en ellas se produzcan.

Encomendamos a los Coordinadores Nacionales que trabajen en forma conjunta para asegurar que la información relativa a las actividades de la Cumbre sea transmitida oportunamente. Encomendamos, asimismo, a los copresidentes a que continúen con la práctica flexible del intercambio de información, teniendo en cuenta que el formato del GRIC debe permitir el perfeccionamiento continuo del proceso.

Sobre la base de la revisión del cumplimiento de los mandatos de la Cumbre de Santiago y teniendo en cuenta nuevos temas que sean. identificados en conjunto, el GRIC comenzará también el proceso de preparación del desarrollo, de la agenda para los Jefes de Estado y de Gobierno en la próxima reunión Cumbre en Canadá.

Reiteramos nuevamente la firme voluntad de nuestros Gobiernos en el sentido que el Area de Libre Comercio de las Américas es una prioridad hemisférica y expresamos nuestra satisfacción por el proceso que se está llevando a cabo en Miami según lo acordado por los Ministros Responsables del Comercio para concluir las negociaciones del ALCA a más tardar en el año 2005. Nueve grupos de negociación y tres comités se han estado reuniendo en sucesivas rondas en Miami, Florida, avanzando las negociaciones, con el objetivo de proponer un esquema anotado o informe en cada una de las áreas al finalizar esta primera etapa en septiembre de 1999, el cual será sometido a la consideración de los Ministros Responsables del Comercio en la Reunión Ministerial del ALCA en Toronto, Canadá, en noviembre de 1999. El Comité de Negociaciones Comerciales (CNC) ha dado conducción a este proceso, y está trabajando en un paquete de medidas de facilitación de negocios que los países acordaron adoptar, en el Plan de Acción de Santiago, para el año 2000.

El proceso, de fortalecimiento y modernización de las instituciones hemisféricas iniciado, de acuerdo al mandato de los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas, por los Cancilleres en Caracas, Venezuela, hace un año, ha continuado en el seno de la OEA. Esperamos que ese proceso de revitalización permita a nuestros Gobiernos contar con un sólido apoyo en las instituciones hemisféricas para la preparación de la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en la Ciudad de Quebec, Canadá, durante el año 2001.

[SIRG/1999/V/tracker.htm][SIRG/1999/V/tracker.htm]