XVI Reunión del Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres
Santo Domingo, república Dominicana, 8 y 9 de marzo de 1999

Seguimiento de los Mandatos en Materia de Telecomunicaciones de la Segunda Cumbre de las Américas

PAIS COORDINADOR: C H I L E

I.  Introducción

En el mes de abril de 1998, los países del hemisferio se dieron cita en Santiago, Chile, para llevar a cabo la Segunda Cumbre de las Américas. Esta reunión de Jefes de Estado, Jefes de Gobierno, autoridades y técnicos de la región pasó revista a los avances registrados desde la anterior cita y propuso metas concretas y ambiciosas para los distintos sectores.

En materia de telecomunicaciones, el Plan de Acción de Santiago estableció una serie de compromisos para los países de nuestro continente, los que debían ser abordados de acuerdo a sus planes nacionales. En su consecución, los países actuaron en forma individual y colectiva, a través de las instancias de integración sub-regional y regional. Entre estas últimas, la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL) fue el foro natural para el desarrollo de iniciativas tendientes a lograr los objetivos de la Cumbre, aportando fondos, infraestructura y conocimientos para este fin. Asimismo, se contó con apoyo financiero y organizacional del Banco Interamericano del Desarrollo (BID) y del Banco Mundial.

II.  Progresos alcanzados

Los progresos alcanzados en relación con los distintos compromisos en esta área son los siguientes:

1. Desarrollo y universalización de los servicios de telecomunicaciones

" Establecer estrategias para apoyar el desarrollo y la continua actualización de un plan regional de infraestructura de telecomunicaciones, tomando en cuenta los planes nacionales, la necesidad de acceso universal a servicios de telecomunicaciones básicos a través de la Región y la evolución de la Sociedad de Información Global".

Argentina estableció para las licenciatarias del servicio básico nuevas obligaciones orientadas a lograr metas sociales y de calidad. Entre ellas se incluye la de prever interconexión en todas las localidades con más de 2.000 habitantes y la de garantizar el acceso a todas sus centrales y abonados.

Brasil implementó el "Plan General de Metas para la Universalización del Servicio Telefónico Fijo Conmutado". Las concesionarias de este servicio deberán instalar un teléfono público, de acuerdo a un calendario establecido por un período de cuatro años, en todas las localidades que tengan entre 100 y 1.000 habitantes. También deberán atender demandas de particulares por servicio telefónico.

En Chile se ha implementado el Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones, que es un subsidio a la demanda otorgado directamente del presupuesto general de la nación. El objetivo de dicho fondo es promover el aumento de la cobertura del servicio telefónico en áreas rurales y urbanas marginales con baja densidad telefónica. En relación con lo establecido por Naciones Unidas en sus "Normas Uniformes sobre la Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad", respecto a que "los Estados deben elaborar estrategias para que los servicios de información y documentación sean accesibles a los diferentes grupos con incapacidad" y a los postulados de Servicio Universal, se ha creado una comisión que integre las opiniones de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, el Fondo Nacional de la Discapacidad, representantes de grupos con personas con discapacidad y empresas de telecomunicaciones con la finalidad de incorporar y diseñar estrategias que aseguren el acceso a los servicios de telecomunicaciones a los grupos de personas discapacitadas, por medio de la modificación de la normativa y alcance de tecnologías viables de ser aplicadas en el país.

Ecuador, en la Ley Reformatoria a la Ley Especial de Telecomunicaciones, estableció tarifas especiales o diferenciadas para el servicio residencial popular, marginal y rural, orientales de Galápagos y de zonas fronterizas. Las tarifas establecidas para esta categoría implican un subsidio en el derecho de inscripción y en la pensión básica.

México ha visto un importante crecimiento de su planta telefónica en los últimos años, creciendo desde 5,4 millones de líneas en 1990 a 9 millones en 1997. En los últimos seis años, la densidad telefónica ha crecido a un ritmo de 6,6% anual, con una cobertura de 20,694 poblaciones.

Paraguay implementó El Fondo de Servicios Universales, el que servirá para promover el servicio telefónico básico en áreas rurales y en aquellas localidades de baja rentabilidad y de poco interés para el sector privado.

Perú creó el Fondo de Inversión de Telecomunicaciones (Fitel), administrado por Osiptel. Su objetivo es financiar los servicios en áreas rurales y en lugares considerados de interés social preferente, que no se encuentran en el ámbito de atención de la compañía Telefónica del Perú. El Fitel se financia mediante el cobro de un derecho especial a los operadores de servicios portadores en general y de servicios finales públicos.

En el marco de la CITEL, la Comisión Consultiva Permanente I ha establecido un Grupo de Trabajo sobre Servicios Básicos y Universales de Telecomunicaciones. En conjunto con la UIT y AHCIET, el Grupo está preparando un Manual sobre Servicio Universal. Este definirá los conceptos de servicio y acceso universal, y abarcará la situación actual y perspectivas de la telefonía rural y pública en la región.

2. Difusión de nuevas tecnologías

"Trabajar en forma conjunta con el sector privado para una rápida creación de una infraestructura de telecomunicaciones en la región, adoptando estrategias para lograr que el servicio telefónico básico y de INTERNET sea accesible a todos a precios módicos, como, por ejemplo, aplicando las pautas de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones, CITEL, sobre servicios de valor agregado, el fomento al desarrollo de centros de servicios de información comunitarios para proporcionar acceso a servicios telefónicos básicos y de valor agregado, computadoras, servicios de INTERNET y multimedia teniendo en cuenta las diversas necesidades de los países de la Región y los divergentes niveles de desarrollo."

Argentina define servicio de valor agregado como aquellos servicios que, utilizando como soporte redes, enlaces y/o sistemas de telecomunicaciones, ofrecen facilidades que los diferencian del servicio base, aplicando procesos que hacen disponible la información, actúan sobre ella o incluso permiten la interacción del abonado con la misma. Estos servicios se prestan bajo un régimen de competencia. El acceso a la red de INTERNET en igualdad de condiciones sociales y geográficas equitativas, con tarifas razonables y con parámetros de calidad acordes a las modernas aplicaciones de la multimedia fue declarado de interés nacional por decreto en 1997.

En Brasil los servicios de valor agregado están definidos como una actividad que acrecienta el servicio de telecomunicaciones y son de libre prestación. Al no estar caracterizados como servicios de telecomunicaciones no están sujetos a control por parte de ANATEL, lo que promueve la expansión y libertad para estos servicios, tal como lo estipula el Plan de Acción.

Chile define los servicios de valor agregado como servicios complementarios. No se requiere ser concesionario de servicios de telecomunicaciones para prestarlos, aunque los que presten estos servicios adicionales deberán cumplir con la norma técnica establecida por la Subsecretaría de Telecomunicaciones y no deberán alterar las características técnicas esenciales de las redes.

En México, los servicios de valor agregado se liberalizaron bajo la Ley Federal de Telecomunicaciones y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. En 1997, se habían entregado varias constancias de registro de este servicio, amparando la prestación de servicios de audiotexto, consulta remota a bases de datos, correo electrónico de datos y acceso a INTERNET, entre otros. El servicio de INTERNET contaba ese año con aproximadamente 403,000 usuarios.

Nicaragua clasifica los servicios de valor agregado como no regulados que por sus características técnicas o económicas sólo requieren ser registrados y pueden prestarse en competencia.

Paraguay ha elaborado una reglamentación que establece las disposiciones que regulen la adjudicación de las licencias, instalación, operación, funcionamiento y explotación del servicio INTERNET. Este servicio se considera de valor agregado y se otorga a solicitud de los interesado, prestándose en un régimen de libre competencia.

Perú define los servicios de valor añadido como aquellos que utilizando como soporte servicios de portadores, finales o de difusión, añaden alguna característica o facilidad al servicio que les sirve de base. En la actualidad, un 33% de las empresas registradas para prestar los servicios de valor añadido al servicio de acceso a INTERNET.

En CITEL, un Grupo de Trabajo del CCPI finalizó la preparación del un proyecto de Convenio para la implementación de los servicios de valor agregado en la región. Este fue entregado al Grupo de Trabajo de Servicios del ALCA para su consideración.

3. Difusión de los procesos regulatorios y avances de las negociaciones

"Promover, en cooperación con el sector privado, el intercambio y distribución de información relativa a asuntos regulatorios, tales como acceso/servicio universal, interconexión y establecimiento de órganos regulatorios independientes, tomando en cuenta los compromisos hechos en el Acuerdo sobre Comercio de Servicios Básicos de Telecomunicaciones de la Organización Mundial de Comercio (Acuerdo GBT), los avances en el proceso del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas, y la Declaración y Plan de Acción adoptados por la Reunión de Altas Autoridades de Telecomunicaciones celebrada en Washington, DC, en 1996, con miras a desarrollar, siempre que sea posible, y con sujeción a las restricciones nacionales, los mejores lineamientos prácticos, y solicitando, siempre que sea necesario, la asistencia de la CITEL, de las organizaciones regionales de telecomunicaciones, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otras, según sea apropiado."

Argentina liberalizó la telefonía pública en mayo de 1998, dictándose el Reglamento de Telefonía Pública y el Plan Nacional de Licencias de Telefonía Pública. La liberalización total de los servicios telefónicos locales y de larga distancia nacional e internacional se producirá entre octubre y noviembre de 1999. La Secretaría de Comunicaciones es el órgano encargado de la determinación de las políticas a seguir en el sector y la responsable de dictar la reglamentación pertinente. En 1990 se creó la Comisión Nacional de Comunicaciones, entre cuyas funciones se encuentran las de regulación administrativa y técnica, otorgamiento de licencias y el control, fiscalización y verificación en materia de telecomunicaciones y postal.

En Brasil se implementó un nuevo modelo a partir de la Ley General de Telecomunicaciones. Este prevé un escenario con una amplia competencia y la universalización de los servicios, asumiendo el Estado un rol regulador y fiscalizador del mercado. La ley garantiza las interconexiones para el desarrollo de la competencia. Dentro de este contexto se creó ANATEL, que cuenta con una autarquía especial, vinculada al Ministerio de Comunicaciones.

Chile modificó la Ley General de Telecomunicaciones en 1985, estableciendo que las concesiones y permisos podrán otorgarse sin limitaciones en cuanto a cantidad y tipo de servicio o a su ubicación geográfica. La ley garantiza las interconexiones entre concesionarios de servicios de telecomunicaciones. Existe la total separación entre el rol regulatorio del Estado, representado por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones a través de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, y la función empresarial del sector privado, existiendo la libre competencia.

En los Estados Unidos, el sector esta regulado por la Ley de Telecomunicaciones (Telecom Act) de 1996. La transición desde un mercado monopólico regulado a un modelo de libre competencia, aún cuando no ha terminado, ha mostrado frutos concretos en todos los sectores. En 1998, 61 millones de estadounidenses tenían un teléfono celular, de mayor calidad a la mitad de costo que hace una década. La telefonía fija de larga distancia mostraba logros equivalentes gracias a la libre competencia. Más de 22 millones de hogares tienen acceso a INTERNET.

En Nicaragua los servicios de telecomunicaciones son prestados en régimen de libre competencia, excepto la telefonía básica en sus tres modalidades, la que está autorizada a un solo operador. TELCOR es el ente regulador de las telecomunicaciones y servicios postales. Es un organismo autónomo y descentralizado.

Paraguay creó en 1995 un nuevo marco legal. A partir de esa fecha se garantizó una apertura del sector, promoviendo y fortaleciendo el desarrollo de la libre competencia del mercado, propiciando el crecimiento de la inversión privada en el sector de las telecomunicaciones. Esta nueva ley creó la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), entidad autárquica con personería jurídica encargada de las telecomunicaciones.

En Perú, la apertura al mercado de telecomunicaciones a la libre competencia ocurrió el 1° de agosto de 1998, consolidando el proceso de reestructuración de las telecomunicaciones. Mediante modificaciones al Reglamento General de la Ley de Telecomunicaciones se establecieron varias políticas de importancia como la de concesiones, en la cual se precisó que debe ser transparente, objetiva y no discriminatoria, aplicando efectivamente los principios de simplificación administrativa y de celeridad en el otorgamiento de las concesiones. Los portadores están obligados a brindar la interconexión y existe el reglamento respectivo en el cual se establece las pautas para la negociación de los contratos entre dos empresas; asimismo en él se establece que las tasas deben ser consistentes con los costos del servicio de interconexión. El Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción, a través del Sub-Sector Comunicaciones, es el ente rector del sector. El Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel) es la entidad pública descentralizada que regula el mercado de las telecomunicaciones.

Dentro del contexto de la actualización del marco normativo, el Banco Mundial financió en 1998 un proyecto de telecomunicaciones para la Organización de Estados Caribeños del Este (OECS), la que abarca los países de Dominica, Grenada, San Kitts & Nevis, Santa Lucia y San Vicente & las Granadinas.

En República Dominicana el Banco Mundial también financió un proyecto del sector, cuyo objetivo fue fortalecer la entidad reguladora, mediante la implementación de regulaciones legales económicas y técnicas y además, mejorar el acceso rural a los servicios de telecomunicaciones, alentando la inversión privada en aquellas áreas, mediante la creación de un fondo de desarrollo de las telecomunicaciones. El objetivo del proyecto fue introducir reformas al sector de las telecomunicaciones con el propósito de promover la competencia y aumentar el abastecimiento de asuntos relativos a la informática en los cinco países de la OECS. Específicamente se creará una autoridad regulatoria regional independiente y se establecerá una nueva legislación sectorial en cada país.

4. Fomento de la función social de las telecomunicaciones

"Impulsar, conjuntamente con el sector privado, el desarrollo de aplicaciones de redes electrónicas, tales como INTERNET y difusión por televisión y radio, que, tomando en cuenta las diferentes condiciones socioeconómicas y los diferentes idiomas, brinden apoyo a la educación, la salud, la agricultura y el desarrollo rural sostenible, el comercio electrónico y otras aplicaciones que sean útiles a los pequeños ahorristas, a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (PYMEs), así como a la modernización del Estado."

En Argentina se implementó el programa "INTERNET 2", el que tiene como fin el mejoramiento de la calidad educativa y de la producción científica y cultural, en el marco de la Sociedad de la Información. Ello está asociado fuertemente con la introducción de herramientas modernas que habilitan las tecnología de la información y la comunicación. Este programa apunta a desarrollar una red de datos de alta velocidad que se denominará "INTERNET 2 Argentina" con fines educativos y científicos, orientada al desarrollo y utilización de aplicaciones de avanzada, destinada al ámbito de la investigación científica y tecnológica, la actividad académica, la telemedicina y bibliotecas digitales de multimedia.

La Secretaría de Comunicaciones de Argentina creó el área de Telemedicina, con el objeto de contribuir a la descentralización de los servicios de salud en ese país, procurando la optimización de los vínculos entre la infraestructura y los recursos médicos existentes.

Brasil creará un Comité de Infraestructura Nacional de Informaciones, el que tendrá por objetivo identificar las acciones generales del área de telecomunicaciones que puedan servir de base para el desenvolvimiento de una red nacional beneficiando proyectos de educación, salud, agricultura y el comercio electrónico.

En Chile, la Red Enlaces es uno de los componentes del Programa de Mejoramiento de la Calidad y Equidad de la Educación (MECE) del Ministerio de Educación, el que a través de la introducción masiva de computadores de última generación, redes, INTERNET, multimedia y software educativo en los establecimientos escolares, pretende expandir las tecnologías informáticas a la gran mayoría de los establecimientos del país, constituyendo una gran comunidad educativa nacional.

México se encuentra trabajando en un proyecto para enlazar una red de unidades médicas del interior del país con hospitales regionales y el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, para realizar comunicación interactiva, por videoconferencia. Su objetivo es optimizar la atención médica especializada a unidades remotas, disminuir el alto índice de traslados de pacientes y realizar programas de educación médica continua a distancia.

Actualmente, el Perú marcha hacia la globalización de las comunicaciones, la modernización y el desarrollo de las redes de comunicaciones, lo que constituye un factor fundamental para el desarrollo económico y social del país, facilitando de tal manera el ingreso de este país a la denominada sociedad de la información.

En este ámbito, CITEL está preparando en conjunto con el BID y la Oficina Regional de las Américas de la UIT proyectos pilotos sobre tele-medicina y tele-educación. Estos buscan medir el impacto social, económico y cultural de proveer acceso a estas facilidades y servicios. El primer proyecto piloto de tele-educación se está realizando en la Argentina.

5. Promover la normalización de la infraestructura de las telecomunicaciones

"Alentar a la CITEL a emprender, con cierto grado de urgencia, estudios sobre los aspectos de la coordinación de la normalización de la infraestructura de telecomunicaciones, incluyendo las áreas de la Red de Gestión de las Telecomunicaciones (RGT) y Redes Inteligentes (RI), de manera tal que la red pueda evolucionar para satisfacer las necesidades de interconexión y para apoyar la implementación de nuevas aplicaciones en el contexto regional."

En el contexto del Grupo de Trabajo Ad Hoc sobre el Estudio de la Infraestructura Global de la Información, CITEL está analizando los desafíos que presenta la interconectividad de las redes, lo que a su vez requiere la cooperación de todos los participantes, desde los fabricantes, diseñadores de redes y operadores de telecomunicaciones.

6. Facilitar el comercio de equipos de telecomunicaciones

"Continuar examinando las formas para desarrollar enfoques regulatorios coherentes entre los países miembros que conduzcan a la promoción de una mayor uniformidad en los procesos de certificación para equipos de telecomunicaciones, al establecimiento de un marco y hacia la negociación y ejecución de un Acuerdo de Reconocimiento Mutuo (ARM) para los equipos de telecomunicaciones que abarque todos los países de la Región".

En CITEL un Grupo de Trabajo del CCP.I está preparando un Acuerdo Marco de Reconocimiento Mutuo. Algunos de los temas que están siendo considerados son: tipos de aprobación necesarios y regímenes existentes, cobertura geográfica, requisitos regulatorios existentes, formas de armonizar las normas nacionales/regionales y la factibilidad de lograrlo e identificación de procedimientos de valoración de la conformidad en regímenes legales existentes. Se prevé este acuerdo marco esté finalizado y en poder de los Estados miembros para su consideración a fines de 1999.

III.  Conclusiones: los desafíos pendientes

Los países que concurrieron a la Cumbre de Santiago en abril de 1998 han mostrado impresionantes avances en el área de las telecomunicaciones. Se ha avanzado en la prestación universal del servicio de telecomunicación, integrando a sectores urbanos de menores ingresos y comunidades rurales que permanecían aisladas. Se ha empezado a proyectar e implementar programas de educación y prestación de salud a distancia, con el consiguiente beneficio para nuestras poblaciones.

En muchos países, ello se ha visto acompañado de una mejor regulación de los actores del mercado, acompañado en algunos casos de aperturas hacia la libre competencia en el sector.

En este marco esperanzador, ya se vislumbran los desafíos de los próximo años. El acceso a INTERNET de mayores proporciones de la población, junto a la regulación del comercio electrónico, sin duda será un reto asumido por muchos países de la región. La posibilidad de avanzar hacia acuerdos de reconocimiento mutuo de la certificación de equipos de telecomunicación puede facilitar sustancialmente el comercio intra-regional de estos productos.

Sin duda, CITEL continuará jugando un rol fundamental en la coordinación de los esfuerzos descritos. Los aportes de la UIT, el BID y el Banco Mundial serán fundamentales en esta empresa. Podemos prever que las telecomunicaciones serán un importante factor de integración y desarrollo en las Américas al comenzar el nuevo milenio.

[SIRG/1999/XVI/tracker.htm][SIRG/1999/XVI/tracker.htm]