wpeE.gif (33747 bytes)

 

INFORME REFERIDO A LA APLICACIÓN DE LA INICIATIVA SOBRE POBLACIONES INDÍGENAS DE LA CUMBRE DE SANTIAGO

Preparado por Canadá, Coordinador Responsable de las Poblaciones Indígenas

Introducción

En la Cumbre de Santiago se asignó una gran importancia a la situación de las poblaciones indígenas, lo que se tradujo en la inclusión de un punto diferenciado de programa en el Plan de Acción. Los líderes estuvieron de acuerdo en promover la participación de los pueblos indígenas en la sociedad a través del acceso adecuado a la educación, a la atención sanitaria y a la capacitación ocupacional, con el objetivo de mejorar su nivel de vida. En la Cumbre de las Américas de Santiago, el Gobierno canadiense aceptó cumplir el papel de Coordinador Responsable de las Poblaciones Indígenas.

Desde 1998, se han hecho importantes progresos en pos del mejoramiento de la condición de las poblaciones indígenas en las Américas. El propósito de esta revisión es el siguiente:

  1. determinar cuáles han sido los progresos realizados hasta la fecha en cuanto la implementación de los puntos de acción referidos a las poblaciones indígenas;

  1. proporcionar una base de debate en el Grupo de Revisión de la Implementación de la Cumbre de las Américas para comenzar a definir cómo puede hacerse progresar la situación de las poblaciones indígenas en la Cumbre de Quebec.

En su papel de Coordinador Responsable de los Pueblos Indígenas, el Gobierno de Canadá envió una encuesta a los Estados miembro de la OEA en diciembre de 1999. La encuesta solicitaba información sobre el progreso realizado en la implementación de las partes del Plan de Acción de la Cumbre que se refieren a las poblaciones indígenas. El Gobierno de Canadá desea expresar su agradecimiento por las informaciones enviadas por los Gobiernos, en las que se basó este informe.

El Plan de Acción adoptado en Santiago en 1998 convoca a los Estados miembro a llevar a cabo las siguientes actividades:

  • Respaldarán las actividades en el campo de la educación tendientes a aumentar la participación de las poblaciones o comunidades indígenas en la sociedad. Tales actividades deberían procurar el fortalecimiento de la identidad de las poblaciones indígenas y promover una coexistencia respetuosa entre los diferentes grupos sociales de las comunidades y Estados.
  • Promoverán la ampliación de los servicios de educación básica y media con orientación vocacional, principalmente en las regiones con alto porcentaje de población indígena, mediante un mayor respaldo de los Gobiernos y la cooperación internacional, a solicitud de los Gobiernos interesados, de modo que tanto las poblaciones indígenas como los no indígenas tengan la oportunidad de recibir capacitación técnica y de contribuir al desarrollo de sus países. En la medida de lo posible, las áreas de capacitación que se implementen en forma paralela a los procesos educacionales deben responder a las necesidades de la Región y a las estrategias de producción.
  • En cooperación con las organizaciones regionales, instituciones de desarrollo y las ONG's, respaldarán y promoverán, decididamente, la capacidad de desarrollar actividades y proyectos productivos en áreas como la agricultura, artesanía, la pequeña empresa y la comercialización. Dentro de lo posible, éstos deben ser guiados y administrados por poblaciones indígenas.
  • Facilitarán la organización de mesas redondas a nivel nacional y hemisférico, en asociación con las poblaciones indígenas, con el objeto de promover una mayor comprensión y cooperación en las áreas de la salud y la educación, poniendo especial atención en las mujeres y los niños. Los Gobiernos promoverán, asimismo, investigaciones respecto a la relación entre poblaciones indígenas, pobrez y desarrollo.
  • Procederán con el examen intergubernamental, en el marco de la Organización de los Estados Americanos (OEA), del "Proyecto de Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas",elaborado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con miras a la posible adopción de una Declaración.

Además de estas acciones ubicadas bajo el título de poblaciones indígenas en el rubro "Erradicación de la pobreza y la discriminación", se introdujo en el Plan de Santiago un punto separado de programa sobre inscripción de propiedad, que incluye referencias a las poblaciones indígenas. Como coordinador responsable de la inscripción de propiedad, Estados Unidos presentará un informe sobre esta cuestión ante

la 18ª reunión del Grupo de Revisión de la Implementación de la Cumbre. Una referencia adicional a las poblaciones indígenas se encuentra también dentro del rubro "Educación" del Plan de Acción.

Educación y capacitación

Numerosos países de las Américas están adoptando medidas para reconocer los derechos y la identidad de los pueblos indígenas. En particular, un cierto número de países han aprobado reformas constitucionales que reconocen el multiculturalismo de sus sociedades y garantizan los derechos de los pueblos indígenas. Muchos países con una gran población indígena reconocen en la actualidad sus idiomas y promueven la educación bilingüe e intercultural. Como resultado de ello, los niños estudian ahora en libros de textos impresos en sus lenguas nativas.

En Argentina, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas ha puesto el énfasis en el establecimiento de mayor cantidad de becas para permitir a los indígenas la asistencia a instituciones secundarias y postsecundarias, e incluso universitarias. En Chile, se ha avanzado en la formulación de una estrategia destinada a promover cuestiones culturales y la educación intercultural bilingüe. En virtud de un acuerdo formal, la Corporación Nacional por el Avance de los Pueblos Indígenas y el Ministro de Educación han estado centrando sus esfuerzos en la definición de una política a este respecto. Más aún, se han establecido becas especiales para estudiantes indígenas inscriptos en la educación básica, secundaria y universitaria, así como un programa para capacitar técnicos y profesionales indígenas.

En Costa Rica se han hecho progresos en el proceso de redacción y consulta requerido para elaborar el proyecto de ley titulado "La ley con respecto al desarrollo autogestionado de los pueblos indígenas". Conforme a esta ley, se establecerá un Departamento de Educación Indígena dentro del Ministerio Nacional de Educación. Este departamento tendrá la misión de desarrollar y dirigir programas educativos destinados a preservar y revigorizar la cultura indígena, educar a la población no indígena sobre dicha cultura e inculcar el respeto por la herencia indígena.

En Brasil, el Departamento de Educación de la Fundación Nacional para los Indios, cuenta con un programa de apoyo para la capacitación o el desarrollo de maestros y técnicos en educación intercultural indígena. Este programa tiene como objetivo la preservación de la identidad educativa y cultural de las comunidades indígenas. Existe también un programa que apoya la escolaridad de los estudiantes indígenas ayudándolos a asegurar la continuación de sus estudios en escuelas ubicadas en centros urbanos.

En 1998, Canada anunció el plan de acción llamado "Reuniendo fuerzas: el plan de acción para los indígenas de Canadá", concebido para renovar la relación con los pueblos indígenas. Desarrollado sobre los principios de respeto mutuo, reconocimiento mutuo, responsabilidad e intercambio mutuos, comienza con una Declaración de reconciliación que expresa y reconoce los errores y las injusticias del pasado.

En virtud del plan Reuniendo fuerzas, se llevaron a cabo a través de todo Canadá alrededor de 250 proyectos de reforma educativa, involucrando a Gobiernos provinciales o territoriales, al Gobierno federal y a grupos indígenas. Como ejemplo de ello puede citarse un memorándum de entendimiento firmado entre Colombia Británica, las Primeras Naciones, el Gobierno federal, consejeros escolares y otros grupos interesados, para vincular subvenciones para educación con el rendimiento de los estudiantes. El objetivo consiste en reducir las brechas en el rendimiento educativo. El Centro de Recursos Educativos de Manitoba está recibiendo ya la subvención. Se ofrecen otras subvenciones para proyectos innovadores concebidos para las comunidades de las Primeras Naciones, tanto destinados al aula (primer nivel) como a la dirección escolar (segundo nivel). Los resultados se evidencian en el mejoramiento de los porcentajes de inscripción de las edades de 6 a 16 años (actualmente 90 porciento) y en la reducción de la diferencia entre el porcentaje de inscripción de las Primeras Naciones y los de otros canadienses.

En Perú, el Gobierno aprobó una cantidad de proyectos para mejorar la salud y los programas educativos de las comunidades indígenas. La atención se centró en particular en el apoyo al uso de las medicinas tradicionales en estas comunidades. Se ha respaldado asimismo una cantidad de cuestiones que afectan a las mujeres indígenas, incluyendo la organización de actividades para el Día Internacional de la Mujer.

En Estados Unidos, el Ministerio de Educación amplió sus esfuerzos destinados a las comunidades indígenas de la siguiente manera: 1) dando apoyo total y participando en la Cumbre Nacional de Educación de Indígenas Estadounidenses Nativos de Alaska; 2) participando activamente en las conferencias anuales de la Asociación Nacional de Educación Indígena, del Congreso Nacional de Indígenas Estadounidenses, de la Oficina de Asuntos Indígenas y de la Asociación Nacional de Consejos Escolares Indígenas; y 3) visitando y proporcionando asistencia técnica a más de 300 proyectos de educación para los indígenas a través de la nación.

En el área de la capacitación técnica, a través del Servicio de Recursos Hídricos y Eléctricos, estableciendo programas subvencionados en la Universidad de Washington Centro y del Estado de Arizona, el Instituto Politécnico Indígena del Sudoeste y el Consejo Tribal de los Indígenas Hualapai, para capacitar a los estudiantes indígenas en materia de recursos naturales y culturales; proporcionar instructores o subvencionar programas de capacitación técnica en recursos hídricos para estudiantes indígenas en la Universidad del Estado de Nuevo México, la Universidad Haskell y el Cispus Learning Center y dictar programas de capacitación técnica especializada para varios pueblos en áreas tales como la medición del agua, modelos de flujo del agua y sistemas rurales e industriales de aprovisionamiento de agua.

Desarrollo de capacidades

Las organizaciones regionales han realizado progresos en sus esfuerzos por abordar las necesidades de las poblaciones indígenas. Estos grupos han cambiado, en particular, políticas específicas dirigidas a satisfacer las necesidades de los pueblos indígenas, reconociendo que muchos de los proyectos que estaban financiando tenían efectos negativos potenciales sobre sus comunidades. Más recientemente, las organizaciones internacionales han financiado proyectos destinados específicamente a la promoción del desarrollo indígena, poniendo en práctica de esta manera un enfoque tanto proactivo como reactivo. Las poblaciones indígenas han cumplido un papel clave en la concepción y la aplicación de estos proyectos.

En 1994, el Banco de Interamericano de Desarrollo creó el Fondo para los Pueblos Indígenas, para que sirviera como punto de centralización para las políticas del Banco. El Fondo financió proyectos de educación bilingüe y de salud y nutrición. Se está aplicando actualmente un programa de capacitación para especialistas técnicos indígenas, que organiza programas de pasantías para profesionales indígenas en instituciones internacionales y asistencia técnica horizontal entre pueblos y comunidades indígenas. Se está financiando asimismo un proyecto en Perú, destinado a fortalecer la Unidad de Programa para las Poblaciones Indígenas, del Gobierno, y proporcionar apoyo técnico a la Confederación de Nacionalidades del Amazonas Peruano.

En Argentina se hacen esfuerzos para fortalecer las instituciones indígenas y para promover la vivienda, el ingreso familiares y los sistemas de salud de las comunidades. En Chile hay un mayor apoyo sistemático a los programas destinados a las micro empresas urbanas, a medida que los estudios de diagnóstico concreto y las propuestas van tomando forma. Cada vez más micro empresas indígenas están formando asociaciones o cambiando a otras formas de asociación, para lo cual requieren asesoría especializada.

En Canadá, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional, el Embajador de Asuntos Circumpolares y el Consejero en Asuntos Indígenas Internacionales han cumplido un papel clave en la promoción de los asuntos indígenas en el ámbito internacional. En diciembre de 1998, el Jefe Nacional de la Asamblea de Primeras Naciones pronunció un primer discurso histórico en carácter de líder indígena ante el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), expresando la visión de la Asamblea de Primeras Naciones con respecto al desarrollo de relaciones constructivas entre las poblaciones indígenas y los Estados miembro de la OEA.

Además de las relaciones multilaterales que existen dentro del sistema de la OEA, la Asamblea de Primeras Naciones es también activa en las Américas de manera bilateral. En 1998, la Asamblea, en asociación con el Gobierno de Canadá, abrió un diálogo sobre cuestiones indígenas con el Gobierno de México y participó en una misión conjunta con el Parlamento para vigilar las elecciones en Chiapas, México. Los miembros de la Asamblea y del Consejo Nacional Mestizo participaron asimismo en misiones comerciales en las Américas. En febrero de 1999, el Ministerio de Asuntos Indigenas y del Norte de Canadá firmó un memorando de entendimiento con el Instituto Nacional Indigenista (INI) de México. Dicho memorando tiene como objetivo promover la cooperación entre las partes involucradas en el ámbito económico, social y comercial.

En septiembre de 1999, el Comité Indígena de Desarrollo de Negocios Internacionales redactó un borrador de un Plan de Acción Indígena para el Desarrollo de Negocios Internacionales y en diciembre de 1999 lanzó la Guía de Exportadores Indígenas.

En noviembre de 1999, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional de Canadá y la Agencia de Desarrollo Económico de Chile firmaron un memorando de entendimiento sobre el desarrollo internacional de negocios, destinado a empresas pequeñas y medianas. Un componente clave de este memorando es el reconocimiento de que las mujeres y los empresarios indígenas, tanto en Canadá como en Chile, son propietarios de negocios cuyo crecimiento en el comercio internacional es importante para la comunidad de empresas pequeñas y medianas y para la economía en su conjunto.

Mesas redondas

Tanto en el ámbito nacional como en el hemisférico se han hecho progresos con respecto a la organización de mesas redondas sobre temas indígenas. A través del diálogo y de la acción colectiva, estas mesas redondas han ampliado la extensión y la profundidad de nuestras vinculaciones hemisféricas.

En Brasil, el departamento de educación de la Fundación Nacional para los Indígenas ha organizado seminarios y reuniones entre maestros y líderes indígenas. Entre ellos puede mencionarse la III Reunión sobre Idiomas Orales y Escritos de las Sociedades Indígenas y el II Seminario sobre Educación Escolar para los Indígenas.

En Chile se ha reunido un Grupo de Trabajo sobre políticas indígenas, cuerpo asesor que tiene el mandato de promover políticas, planes, programas e iniciativas para mejorar la calidad de vida de los grupos étnicos nacionales.

En febrero de 1999, el Gobierno de Canadá anunció inversiones importantes en cuestiones relacionadas con la salud de los indígenas, incluyendo la subvención para las Primeras Naciones y para el Sistema Inuit de Información sobre la Salud, con el objetivo de permitir un mejor control sobre los resultados en materia de salud. Se han proporcionado subvenciones adicionales al Instituto de Salud Indígena para una mayor capacitación en problemas referidos a la salud y se ha desarrollado una estrategia sobre diabetes indígena, en tanto que el Programa de Nutrición Prenatal de Canadá y otras actividades relacionadas se han ampliado para tratar el problema del síndrome de alcoholismo fetal. Se organizó asimismo una mesa redonda sobre salud sexual y reproductiva con representantes indígenas, patrocinada por el Ministerio de Salud de Canadá.

En marzo de 2000, la Asamblea de las Primeras Naciones de Canadá copatrocinará, con el Centro Canadiense para el Desarrollo de la Política Exterior, una mesa redonda sobre cuestiones indígenas hemisféricas.

Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas

Han realizado progresos en su labor los Estados miembro de la OEA encargados de desarrollar el proyecto de Declaración Americana sobre los Derechos de las Poblaciones Indígenas, que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó ante la Asamblea General en 1997. De conformidad con la resolución de la Asamblea General, el Comité Jurídico Interamericano presentó su análisis del texto propuesto al Comité de Asuntos Jurídicos y Políticos del Consejo Permanente de la OEA.

El 10 al 12 de febrero de 1999, el Comité de Asuntos Políticos y Jurídicos convocó a una reunión de expertos gubernamentales en la sede central de la OEA, cumpliendo con la resolución pertinente de la Asamblea General. El Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentó una propuesta de Declaración, explicando sus antecedentes y varios artículos del documento. Se llevó a cabo asimismo una presentación sobre el proceso de consulta de gobiernos, representantes indígenas y otros expertos en esta área.

Por primera vez en la historia de la Organización, hubo un diálogo entre los representantes de los Estados miembro y los representantes indígenas de todas partes del hemisferio, sobre el contenido del Proyecto de Declaración Americana sobre los Derechos de las Poblaciones Indígenas. Las delegaciones gubernamentales de los Estados miembro de la OEA escucharon las presentaciones de las organizaciones indígenas y completaron la revisión del preámbulo de la declaración propuesta. Durante este proceso, se creó un Comité

Ad Hoc de Indígenas de las Américas, integrado por representantes de diferentes comunidades indígenas. El Comité se propone participar más eficazmente en la redacción y en la negociación de la Declaración y expresar las prioridades de las comunidades indígenas. Se aprobaron en la reunión las siguientes recomendaciones:

  1. Continuar examinando la propuesta de declaración sobre la base de los resultados de la reunión de expertos gubernamentales y
  1. Recurrir a los servicios de consultoras de instituciones nacionales y entidades del sistema interamericano, así como de organizaciones no gubernamentales de representantes indígenas, que puedan ser necesarios.

El Grupo de Trabajo para considerar la propuesta de declaración tuvo su primera reunión en la sede de la OEA, en Washington D.C., del 8 al 12 de noviembre de 1999. Luego de cinco días de intensas deliberaciones, el Grupo terminó su primera reunión, en la que participaron representantes de los cuerpos interamericanos, Estados miembro y comunidades indígenas de todo el hemisferio. Las reuniones fueron presididas por el Presidente del Comité de Asuntos Jurídicos y Políticos. El Grupo de Trabajo concluyó una primera lectura de la declaración propuesta y registró una cantidad de observaciones de los participantes. De conformidad con los procedimientos previamente acordados por los Estados miembro, los representantes de las comunidades indígenas formularon comentarios sobre varios artículos de la propuesta de declaración. Sus intervenciones fueron registradas en el informe del Presidente del Grupo de Trabajo.

El progreso logrado en la redacción del borrador de la declaración durante 1999 ha sido significativo. Al considerarse la implementación de puntos referidos a los indígenas en la reunión abierta del 18 de febrero de 2000 de la Comisión Especial de Gestión de Cumbres Interamericanas de la OEA, tanto las delegaciones gubernamentales como los representantes indígenas se felicitaron por los logros del año, entre los que se cuenta un diálogo real entre los Estados y los pueblos indígenas. Si bien se expresaba de manera enfática la anticipación de un progreso sostenido en el futuro, también se manifestaba la necesidad de contar con una fuente básica fiable para asegurar la continuación de las discusiones sobre el proyecto de declaración.

Próximos pasos

Es importante notar que se hicieron buenos progresos en el área de las poblaciones indígenas desde la Cumbre de Santiago. Para continuar dicho avance deberemos impulsar aún más el fomento del diálogo y la cooperación a nivel multilateral y bilateral entre los Estados. Los contactos entre indígenas se vigorizaron y sólo podrán continuar fortaleciéndose mediante el estímulo y la facilitación. El diálogo entre los pueblos indígenas y los gobiernos es crucial para continuar promoviendo los derechos de los pueblos indígenas y encontrar soluciones a los problemas prácticos que aquejan su vida diaria. Dicho diálogo resultará en una comprensión más profunda y proporcionará el foro necesario para forjar un cambio real en el futuro. Asimismo, será necesario lograr una mayor participación de las instituciones financieras internacionales en proyectos destinados a ayudar a los pueblos indígenas a lograr sus objetivos económicos, sociales y culturales.

En esa óptica, la XVIII reunión del Grupo de Revisión de la Implementación de la Cumbre de las Américas será un marco oportuno para evaluar el avance logrado en la implementación de los mandatos de Santiago y también una ocasión para sopesar el futuro. El proceso de la Cumbre hemisférica constituirá una oportunidad para que intercambiemos experiencias, impulsemos el diálogo constructivo, logremos una mejor comprensión de nuestros objetivos comunes y establezcamos un plan de acción sólido y progresista.


Página Principal | Mandatos de la Cumbre | Calendario de Reuniones | Busque Información

© 2000 Organización de los Estados Americanos, Oficina de Seguimiento de Cumbres

 

[SIRG/2000/XVIII/tracker.htm][SIRG/2000/XVIII/tracker.htm]