Documentos de la Reunión del 13 al 15 de Octubre de 1999 de la 

COMISIÓN INTERAMERICANA PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Organización de Estados Americanos, Washington D.C.


Inf. 3/99
21 de septiembre de 1999
Original: Inglés
[
Documento informativo preparado por la Secretaría para
el punto 2(c) del Proyecto de Temario (CIDI/CIDS/doc. 1/99)]


Red de Información Interamericana sobre Diversidad Biológica (IABIN)

Informe de Avance

El Plan de Acción para el Desarrollo Sostenible de las Américas fue aprobado por los países durante la Cumbre de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en diciembre de 1996, y asignó a la OEA el mandato de coordinar y dar seguimiento a la implementación de sus 65 iniciativas. La Iniciativa 31 del Plan daba impulso al establecimiento de una red de información sobre la biodiversidad. En Santa Cruz, Brasil acordó asumir la responsabilidad inicial de organizar una reunión internacional para lanzar la IABIN. Durante el período comprendido entre enero de 1997 y abril de 1999, se realizó un importante trabajo básico, incluyendo dos reuniones preparatorias en la sede de la OEA, la primera realizada con la presencia de 7 países, el 6 y 7 de octubre de 1997, y la segunda realizada con la presencia de 12 países, el 27 y 28 de enero de 1998. La tercera reunión, con la presencia de 19 países y con el Gobierno brasileño como anfitrión, realizada del 15 al 18 de abril de 1999, fue la Reunión de Lanzamiento de la IABIN, para diseñar y discutir una estructura uniforme para la IABIN. Estas reuniones y el trabajo básico fueron auspiciados por la OEA, a través de la Unidad de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente. Hubo muchas discusiones informales de carácter bilateral y multilateral.

La Iniciativa 31 define la IABIN como "una Red de Información Interamericana sobre Diversidad Biológica, principalmente a través de la Internet, con el fin de promover medios compatibles para la recolección, comunicación e intercambio de información relevante para la toma de decisiones y la educación en materia de conservación de la diversidad biológica,..."

En realidad, la IABIN, como "red", tiene múltiples facetas. Por una parte, es un recurso basado en la Internet, con infraestructuras y contenidos comunes que se mantienen unidos mediante normas mutuamente acordadas. Una segunda faceta es la de una red institucional y humana o un foro en donde los países de las Américas pueden reunirse para facilitar el desarrollo e intercambio de información sobre la biodiversidad. Este proceso de intercambio incluye identificar las necesidades de datos, facilitar la identificación de los datos y el acceso a los mismos y generar capacidad como requisito previo para alcanzar otras metas.

Hasta la fecha, 22 países han designado sus puntos focales a la IABIN y varios países que aún no han designado sus centros de enlace han participado activamente en las reuniones.

La visión de la infraestructura de la IABIN es que será una red abierta y autosostenida en donde los usuarios que necesiten información sobre la biodiversidad podrán encontrar información pertinente y de alta calidad de manera oportuna.

En la reunión de Brasil, celebrada en abril de 1999, se aprobó una estructura directiva provisional, descrita más adelante. La estructura final será adoptada en la reunión de puntos focales, que se celebrará en el último trimestre de 1999. Con el fin de garantizar la consolidación de este proceso, Brasil presentó una propuesta al FEMCIDI para el año 2000.

Comité Directivo Provisional

El Comité Directivo Provisional fue establecido para atender los requerimientos de gestión eficaz hasta la primera reunión de los miembros de la IABIN. Estos consisten en preparar las recomendaciones de la Reunión de Lanzamiento de la IABIN dirigidas a la OEA y mantener el ímpetu generado por esa reunión. Asumiendo que las recomendaciones a la OEA sean aprobadas, también incluye la planificación para la primera reunión oficial de Puntos Focales de la IABIN. Brasil, Chile, Colombia, Guatemala, Jamaica y Estados Unidos son los miembros del Comité Directivo Provisional.

Rol de la OEA

Se recomendó que la Organización de los Estados Americanos desempeñara un rol activo en impulsar la IABIN, puesto que ya tiene el mandato de dar seguimiento al Plan de Acción de la Cumbre de Santa Cruz. Sus responsabilidades específicas son:

  • Invitar a los gobiernos a nombrar puntos focales nacionales para la IABIN;
  • Convocar las reuniones del Consejo de Miembros (véase más adelante) y otras discusiones intergubernamentales, según sea necesario;
  • Mantener a los Estados miembros informados sobre los avances en el cumplimiento de las metas de la IABIN al más alto nivel político para garantizar un apoyo continuo a las recomendaciones que emanan de la IABIN;
  • Apoyar las actividades de captación de fondos;

Específicamente, la iniciativa de la IABIN fue asignada por el Secretario General de la OEA a la Unidad de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente.

De hecho, la Unidad de Desarrollo Sostenible ha sido útil para impulsar la iniciativa de la IABIN, tanto al convocar reuniones de expertos como al proporcionar apoyo financiero para las actividades provisionales de desarrollo de la IABIN.

Centros Nacionales de Enlace

El fundamento de la participación nacional en la IABIN deberá ser una estructura de puntos focales. Los Puntos Focales Nacionales son formalmente designados por los gobiernos a la OEA por medio de los canales diplomáticos apropiados. Su papel consiste en:

  • Actuar como enlace nacional con respecto a todos los temas relacionados con la IABIN;
  • Establecer mecanismos nacionales de consulta, según sea apropiado, para estimular la participación a nivel nacional y subnacional en las actividades de la IABIN;
  • Representar los puntos de vista de sus gobiernos con respecto a temas técnicos;
  • Buscar oportunidades de financiamiento para el desarrollo de la información sobre la biodiversidad y de la IABIN;
  • Identificar nuevas ideas y prioridades para proyectos de sus países;
  • Mantenerse informado sobre las actividades de la IABIN en sus países y actuar como centro de intercambio de esa información;
  • Representar los intereses de la IABIN en otros foros, según sea apropiado;
  • Actuar como enlace primario de comunicaciones para la red.

La petición de que las naciones nombren los Puntos Focales a la IABIN fue hecha por primera vez por la OEA, por recomendación de la reunión de expertos de la IABIN de octubre de 1997. La invitación se hizo nuevamente como parte de los preparativos para la Reunión de Lanzamiento de la IABIN, en abril de 1999. Junto con la aprobación de las recomendaciones de Brasil, será necesario que la OEA informe a los gobiernos de las Américas sobre las acciones tomadas y solicite el nombramiento de cualquier Punto Focal a la IABIN que falte para la primera reunión del Consejo de la IABIN.

Consejo de Miembros

Los Puntos Focales de la IABIN operarían a través de un Consejo de Miembros integrado por todos los Puntos Focales nombrados. Este podría también incluir representantes de entidades internacionales e instituciones pertinentes de alcance hemisférico o internacional. Será necesario determinar el tamaño exacto del Consejo y los criterios para seleccionar a miembros que no sean puntos focales, pero, por razones prácticas, no deberá tener más de 50 miembros. También se deberá establecer las políticas y procedimientos para la operación del Consejo y de otros órganos de la IABIN.

El Consejo se concentrará en las políticas. Tendrá autoridad para tomar decisiones y acciones en representación de la IABIN. Las principales funciones del Consejo serían:

  • Proporcionar orientación y recomendaciones generales a la IABIN;
  • Hacer cualesquiera recomendaciones que sean necesarias para fines de coordinación o acción a otros órganos de la OEA;
  • Supervisar y evaluar los proyectos de la IABIN y su avance;
  • Aprobar a los miembros del Comité Directivo (véase más adelante) y a los miembros del Consejo que no sean puntos focales;
  • Establecer y vigilar las actividades de los otros órganos de la IABIN (Comité Directivo, grupos de trabajo técnico).

El Consejo deberá reunirse una vez al año o más frecuentemente, si fuese necesario.

Comité Directivo

Con el fin de guiar las operaciones de la IABIN y ejecutar las decisiones del Consejo de manera eficaz, sería necesario un órgano directivo más pequeño. Este órgano se denominará el Comité Directivo y estará integrado por siete a nueve miembros tomados del Consejo.

La composición del Comité Directivo debe basarse en las siguientes características:

  • Representación geográfica;
  • Inclusión de representación no gubernamental;
  • Elección de los miembros basada en el interés y el compromiso; posiblemente, elección general;
  • Mandatos alternados de dos años;

Sus funciones incluirían:

  • Aprobar el plan de trabajo y el presupuesto anuales para la oficina Ejecutora de la IABIN (véase más adelante);
  • Tomar decisiones sobre políticas de operación y comprometer recursos de la red para facilitar proyectos;
  • Establecer procedimientos para conducir la actividad operativa de la IABIN;
  • Aprobar el establecimiento y mandatos de los grupos de trabajo técnico y nombrar a los presidentes, según sea necesario;
  • Determinar los requerimientos mínimos de la oficina Ejecutora; asumir la responsabilidad por su selección y su vigilancia;

El Comité Directivo deberá estar en contacto permanente y reunirse de manera regular.

Oficina Ejecutora de la Red

Para que la IABIN opere eficazmente, debe contar con personal de apoyo dedicado al desarrollo de la IABIN. Este personal integraría el Centro de Operación o Secretaría de la IABIN. El Centro de Operación podría estar ubicado en cualquier Centro de Enlace o institución nacional y podría ser reubicado según fuese necesario. No pretende convertirse en una burocracia ni crear una estructura. Deberá estar dirigido por un Secretario Ejecutivo. El tamaño estimado del Centro de Operación debería ser inicialmente de tres personas. El personal deberá ser multilingüe.

Las funciones de la Oficina Ejecutora incluirían:

  • Apoyar al Consejo, al Comité Directivo y a los grupos de trabajo técnico;
  • Promover la cooperación entre los socios de la Red (p. ej., mediante reuniones, talleres, boletines);
  • Facilitar la comprensión de los objetivos de la Red y el compromiso con los mismos (p. ej., temas tratados, usuarios a quienes se debe atender);
  • Facilitar la elaboración de planes estratégicos para la producción de información (p. ej., análisis de necesidades de información, diseño de productos de información, objetivos y metas para los socios de la Red);
  • Facilitar la ejecución de los planes estratégicos acordados por el Comité Directivo (p. ej., a través de la formación de equipos integrados por varios socios);
  • Facilitar el acceso a los datos (p. ej., a través de custodia, convenios de acceso a datos, Memorando de Entendimiento, metadatos y normas);
  • Facilitar el desarrollo de la Red (p. ej., aumentar la capacidad de acceso, identificar áreas para reestructuración de la inversión, buscar apoyo);
  • Comercializar los productos y servicios de la Red;
  • Coordinar las actividades del grupo de apoyo;
  • Organizar reuniones y talleres para los socios de la Red;
  • Facilitar a los proyectos de la Red;
  • Proporcionar apoyo en trabajos de redacción y oficina para la elaboración de documentos esenciales (p. ej., planes estratégicos, propuestas de proyectos, material para propósitos de comercialización);
  • Informar a los socios de la red sobre nuevas oportunidades, planes y avances (p. ej., por medio de boletines, correo electrónico);
  • Tramitar averiguaciones sobre las actividades de la Red, consultando a socios individuales según sea apropiado;
  • Mantener copias de los productos y servicios de la Red para su distribución a los usuarios;
  • Manejar datos sobre el estado y disponibilidad de la capacidad de la Red;
  • Proporcionar apoyo a la Red y al usuario, incluyendo una oficina de asistencia;
  • Administrar los servicios de información central, incluyendo el sitio WWW, que podría estar ubicado en un sitio con mejor acceso a la Internet que el propio Centro de Operación.

Grupos de Trabajo Técnico

Con el fin de cumplir con la labor técnica de la IABIN, se establecerían grupos de trabajo técnico (GTT), según fuese necesario, para tareas específicas y con una duración específica. Cualquier miembro de la IABIN podría proponer un GTT al Comité Directivo, el cual tendría autoridad para reconocerlo y solicitar la asistencia del Centro de Operación para apoyar su formación. El Presidente sería seleccionado por el Comité Directivo a base de su capacidad técnica y no sería necesario que estuviese relacionado con una organización miembro de la IABIN. De esta manera, se podría alentar una amplia participación de expertos. De igual forma, la composición del GTT estaría sujeta al criterio del Comité Directivo. Se prevé que algunos GTT tendrán fondos para sus operaciones. El Comité Directivo supervisaría el manejo de esos fondos.

Relaciones y Asociaciones Externas

Desde su más temprana formulación, estaba previsto que la IABIN se basara en iniciativas como el Mecanismo del Centro de Intercambio de Información (CHM), la Red de las Américas sobre Hombre y Biosfera (MABNET) y el Sistema de Información sobre la Conservación de la Biodiversidad (BCIS). A través de una estrecha cooperación con actividades en ejecución del CHM, la IABIN ha sido objeto de discusión como un modelo para la implementación regional del CHM. La IABIN está representada en el Comité Consultivo Informal del CHM y la Secretaría del CHM es invitada a las discusiones de la IABIN. El Convenio sobre la Diversidad Biológica en muchas ocasiones ha respaldado actividades regionales para el CHM y han tenido lugar discusiones continuas sobre un posible financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) para los avances de la IABIN. También han tenido lugar discusiones continuas con MABNET y BCIS, habiéndosele encomendado a ésta última aportar sus conocimientos especializados sobre el estudio de gestión eficaz de la IABIN.

Sostenibilidad Financiera

Uno de los más grandes desafíos para cualquier empresa cooperativa internacional es su capacidad de ser financieramente sostenible. En el caso de la IABIN, esto tiene dos componentes. Primeramente, debe haber una o más fuentes de financiamiento continuo para el funcionamiento del Centro de Operación. Aunque no se pretende convertir al Centro en una gran central de operación, también es evidente que hay costos relacionados con la coordinación y el apoyo para lograr una participación descentralizada y voluntaria. En segundo lugar, debe haber una forma de alentar y mantener la contribución de recursos por parte de todos los miembros en términos de su financiamiento interno para actividades que son, de hecho, su contribución en especie al desarrollo de la IABIN.

Puesto que la red se construiría a través de la labor de todos sus socios, no se debe considerar a la IABIN en sí como una fuente de financiamiento para proyectos. Más bien, le corresponde ser un mecanismo facilitador para ayudar a que sus miembros y sus proyectos encuentren apoyo para actividades relacionadas con la IABIN.

[Sustainable Dev/tracker.htm][Sustainable Dev/tracker.htm]