Ministerial de Transporte del Hemisferio Occidental

Delcaración Ministerial

[Adoptada el 16 de diciembre de 1998, en Nueva Orleans]

 

Preámbulo

 

Sobre la base del espíritu de cooperación y de los logros de nuestras reuniones pasadas en Tampa y en Santiago de Chile, nosotros, los Ministros responsables del transporte en las Américas, nos reunimos en Nueva Orleans para consolidar nuestro compromiso de crear un sistema integrado de transporte en el hemisferio occidental, que apoye la visión de un incremento del desarrollo económico y social, del comercio, el turismo y la cooperación entre los países de la región en el Siglo XXI, así como de la participación y distribución equitativa entre los estados miembros de los beneficios derivados de ese sistema de transporte integrado. Nos reunimos por primera vez bajo los auspicios de la Cumbre de las Américas y adoptamos los conceptos establecidos en la Segunda Cumbre, asimismo acordamos cooperar plenamente en los puntos de acción críticos en materia de transporte aprobados por los Jefes de Estado y de Gobierno en el Plan de Acción de la Cumbre. Reconocemos que un comercio más justo y abierto, la transparencia en las reglamentaciones económicas, políticas económicas sólidas basadas en el mercado, que incluyan los marcos reglamentarios apropiados, así como los esfuerzos del sector privado para aumentar su competitividad, pueden resultar en beneficios económicos reales para las Américas. Estamos convencidos de que un sistema de transporte seguro, eficiente, bien integrado y con la menor contaminación posible del medio ambiente, desempeña un papel importante en el incremento del comercio entre las naciones, así como para la salud y el bienestar de nuestros ciudadanos, por lo que acordamos destacar esa función. Creemos que se debe desarrollar y mantener una infraestructura de transporte adecuada y que esos servicios deben prestarse de manera eficiente entre nuestros países, tomando en consideración los requerimientos particulares de las naciones pequeñas e insulares. Reconocemos que las instituciones regionales de transporte existentes deben colaborar estrechamente para establecer el sistema de transporte integrado que apoyará el crecimiento económico y el aumento del comercio en el hemisferio en el próximo siglo. El informe preparado y presentado ante esta reunión por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), titulado "Perfil de los sistemas regionales de transporte en el hemisferio occidental", propuesto por los Ministros de Transporte en 1996 y adoptado como mandato en el Plan de Acción de la Cumbre de 1998, proporciona información adicional esencial sobre los sistemas de transporte regional y subregional del hemisferio, que puede ser útil para nuestras labores y servir4 de base para el trabajo futuro. El informe de la CEPAL destaca varias áreas para lograr una mayor cooperación y colaboración, lo cual acordamos hacer diligentemente en el desarrollo de un sistema de transporte del hemisferio occidental que responda a los desafíos y las oportunidades del siglo venidero. Nos comprometemos a seguir trabajando juntos para plantear las preocupaciones comunes en materia de transporte y para cristalizar la visión que hemos acordado en esta reunión ministerial para el sistema de transporte del hemisferio occidental.

OBJETIVOS Y ESTRATEGIAS

Para facilitar el crecimiento del comercio, el turismo y los viajes de negocios en el hemisferio occidental, y para desarrollar una infraestructura y sistemas de transporte integrados aprovechando el trabajo que realizan las instituciones regionales de transporte, nos proponemos intensificar los esfuerzos en marcha a fin de alcanzar los objetivos siguientes:

  1. Integrar las políticas y prácticas del transporte aéreo, terrestre y marítimo tanto entre los diferentes medios de transporte como entre los países del hemisferio occidental, mediante el mejoramiento de la planificación del desarrollo y el mantenimiento de la infraestructura de transporte, el enlace de las instituciones y sistemas de transporte a escala regional y subregional, y el intercambio de información sobre las "mejores prácticas" en la utilización de los mecanismos de financiación tradicionales e innovadores. Reconocemos que las infraestructuras física y humana son críticas para convertir en realidad nuestra visión para la integración del sistema de transporte del hemisferio occidental del siglo XXI, y nos comprometemos a compartir y a transferir el conocimiento y la tecnología del transporte, así como a crear, mediante la asistencia técnica y oportunidades de capacitación, un cuadro de los planificadores y trabajadores más avanzados y técnicamente capacitados del sector.
  1. Mejorar la seguridad y la protección en el transporte, reducir las muertes y las lesiones relacionadas con el mismo, mediante la implementación de las normas reglamentarias adoptadas, la aplicación de contramedidas conductuales comprobadas, y la coordinación de las medidas de protección y seguridad aéreas, terrestres y marítimas entre los países del hemisferio occidental.
  1. Aumentas los esfuerzos entre los países miembros para prevenir los desastres y los incidentes ambientales relacionados con el transporte, y mejorar la respuesta ante los mismos cuando ocurran.
  1. Establecer enlaces más eficaces entre las redes de información del sector mediante el mejoramiento del intercambio y difusión de la información sobre transporte entre los países del hemisferio occidental, incluida la información que, vinculando los datos de transporte y de salud, refleje las consecuencias sociales y financieras del aumento del tránsito. Reconocemos que, a fin de tomar las mejores decisiones en lo que se refiere a la planificación, el desarrollo y el manejo eficiente de los sistemas de transporte, regionales y subregionales, las instituciones nacionales y regionales pertinentes deben basar esas decisiones en la información más actualizada e integral relacionada con los movimientos de carga y de pasajeros dentro del hemisferio occidental.
  1. Mejorar los vínculos en la tecnología del transporte y la cooperación entre los países de la región en el use de esas tecnologías en los sistemas nacionales, subregionales y regionales a fin de mejorar la operación, la eficiencia y la seguridad de los mismos, reducir la congestión y los costos, y afrontar con éxito los desafíos que el problema de la computación en el año 2000 plantea para el sector.

AREAS PRIORITARIAS Y PLAN DE ACCION

Para avanzar en la implementación de las acciones y las prioridades de esta Reunión Ministerial de Transporte y de las anteriores, así como las del Plan de Acción de la Cumbre en materia de transporte, hemos acordado las siguientes áreas prioritarias y plan de acción.

  1. Plan de Acción para la Integración: Sobre la base de las discusiones de esta Reunión Ministerial y de las conclusiones y recomendaciones del "Perfil de los sistemas regionales de transporte en el hemisferio occidental", elaborado por la CEPAL, solicitamos que esa organización, en consulta con el Comité Ejecutivo de la Iniciativa de Transporte del Hemisferio Occidental, prepare un plan de acción para integrar los sistemas de la región a fin de cumplir, de manera eficaz, la visión y los objetivos reseñados con anterioridad. El plan deberá identificar las políticas fundamentales de transporte que pudieran adoptarse, concentrándose particularmente en el papel vital de los puertos como vías de entrada y salida cruciales para el transporte intermodal de carga y de pasajeros. Deberá asimismo tratar lo pertinente a la seguridad del transporte. Ese plan de acción, que deberá concluirse para nuestra revisión y acción en un año a partir de la fecha de esta Reunión Ministerial, deberá, en su análisis y en las políticas recomendadas, subrayar el papel importante que desempeña el transporte en el desarrollo económico, así como en el comercio y el turismo crecientes de los países del hemisferio occidental, incluyendo las naciones pequeñas e insulares de la región.
  1. Sistemas de Estadísticas de Transporte: Reconocemos que el intercambio de la información y los datos entre los países miembros es importante para la integración de los sistemas y servicios del hemisferio, y por ello acordamos desarrollar un Sistema de Estadísticas de Transporte del Hemisferio Occidental a din de atender las necesidades actuales y futuras de planificación e inversión en el sector a nivel hemisférico. Ese sistema deberá aprovechar el trabajo existente en el área de información del transporte y enlazarse, de ser posible, con el Servicio de Información sobre Comercio Exterior de la Organización de los Estados Americanos que se mantiene para todos los países de la Cumbre de las Américas, así como proporcionar la información requerida para la planificación normal del transporte y para las necesidades de transporte relacionadas con emergencias o desastres.
  1. Plan de Repuesta a los Desastres: Reconocemos que la destrucción de la infraestructura esencial de transporte, relacionada con fenómenos meteorológicos u otras causas, perjudica los esfuerzos de socorro después de los desastres y que la reconstrucción de tal infraestructura es crucial para la recuperación económica de los países afectados de la región, y por ende acordamos desarrollar un Plan de Transporte de Respuesta a Desastres del Hemisferio Occidental, con miras a responder con mayor eficacia a las catástrofes meteorológicas y de otro tipo a nivel regional y subregional.
  1. Compendio sobre las Mejores Prácticas de Seguridad y de Respuesta a incidentes: Para responder de manera más rápida y eficaz a los incidentes relacionados con el transporte que afecten la seguridad y el medio ambiente, acordamos preparar un compendio de las respuestas y mejores prácticas de los países relativas a esos incidentes, así como las políticas que traten las consecuencias ambientales, de seguridad y de salud de la mayor motorización y otras formas de desarrollo del sector.
  2. Reconocemos la necesidad de tomar en consideración y de proteger el frágil entorno marino en ciertas zonas del hemisferio, y por ende, también, exhortamos al fortalecimiento y mayor acatamiento de las normas internacionales para el transporte marítimo y aéreo de desechos nucleares y otras cargas peligrosas. Para hacer realidad el llamado de la Cumbre de Santiago de participar en discusiones con miras a desarrollar un programa de cooperación que cubra el transporte marítimo y aéreo de desechos nucleares y otros desechos peligrosos, acordamos: i) estimular de manera activa y colectiva a los transportistas marítimos y aéreos internacionales para que cumplan plenamente con las normas de seguridad de la Organización Marítima Internacional, de la Organización de Aviación Civil Internacional y de la Agencia Internacional de Energía Atómica que reglamentan el transporte de esos productos; ii) celebrar consultas con otras naciones que realizan los transportes para discutir las preocupaciones y aumentar el entendimiento mutuo; y iii) continuar las conversaciones regionales sobre los avances logrados.

  3. Informe de las Mejores Prácticas sobre la Financiación de la Infraestructura de Transporte: Solicitar al BID y el Banco Mundial preparen de forma conjunta un informe sobre las mejores prácticas y los mecanismos innovadores para financiar el desarrollo, el mejoramiento y el mantenimiento de la infraestructura de transporte en el hemisferio occidental y en particular, en las economías pequeñas, debiendo examinar la gama completa de asociaciones entre los sectores público y privado, así como las experiencias de los países, de las instituciones de transporte regional y de las organizaciones financieras multilaterales.
  1. Seminarios de Capacitación: Reconocemos la importancia de vincular a las instituciones de capacitación en transporte, y por ello acordamos el establecimiento de un centro de información sobre los intercambios de personal entre los departamentos de transporte y/o los institutos pertinentes de los países del hemisferio occidental. Como punto de partida, solicitamos que las organizaciones multilaterales y las instituciones de transporte subregionales patrocinen conjuntamente, durante los próximos dos años, cuatro seminarios, de una semana cada una, para aumentar la capacitación en transporte (uno en la América del Norte, uno en la América Central, uno en el Caribe y uno en la América del Sur), durante los cuales los funcionarios seleccionados por los países de esas subregiones recibirán capacitación en materia de políticas, tecnologías y prácticas de transporte más avanzadas.
  1. Intercambio de información sobre las tecnologías de transporte: Para promover la adopción de tecnologías estandarizadas, y fomentar el desarrollo y el uso más amplio posible de nuevas tecnologías y sistemas que contribuyan a un sistema regional más eficiente y efectivo en función del costo, acordamos establecer un mecanismo para el intercambio de información sobre normas y nuevas tecnologías y sistemas relacionados con el transporte, incluida la arquitectura de sistemas inteligentes de transporte (ITS).
  1. Conferencia sobre el Problema de la Computación en el Año 2000 (Y2K): Para garantizar que todos los países de la región estén dando los pasos adecuados para enfrentar los desafíos y evitar el posible efecto negativo sobre los sistemas regionales de transporte planteados por el problema de la computación a partir del año 2000, acordamos celebrar una conferencia única, en 1999, para reunir a los individuos clave en cada uno de nuestros países que estén trabajando en los aspectos relacionados con el transporte del problema del año 2000.

PROXIMOS PASOS

Los Ministros reconocemos que esta reunión debe traducirse en acción y acordamos revitalizar la Iniciativa de Transporte del Hemisferio Occidental (ITHO), lanzada en nuestra Reunión Ministerial de Transporte del Hemisferio Occidental de 1996, para así cristalizar nuestra visión de un sistema de transporte integrado en el Siglo XXI y para apoyar, al nivel máximo posible, las metas de la Cumbre de las Américas, incluida el Area de Libre Comercio de las Américas. Por ende, acordamos presentar esta Declaración y las actas de esta Reunión Ministerial al Grupo de Revisión e Implementación de Cumbres (GRIC).

Para garantizar que ejecutemos el Plan de Acción de la Cumbre, en lo pertinente al transporte, y que logremos resultados concretos en las áreas de acción prioritarias antes descritas, acordamos que el Comité Ejecutivo provisional de la ITHO, establecido en 1996 e integrado voluntariamente por todas las naciones de la Cumbre de las Américas, prepare términos de referencia y en coordinación con las instituciones internacionales y regionales existentes, así como con los foros subregionales, elabore un programa de dos años.

Acordamos asimismo que el Comité Ejecutivo de la ITHO deberá, dentro de la estructura de negociación establecida del ALCA, garantizar que se preste atención especial al tratamiento de los temas de transporte que sean de interés común para el hemisferio. 

[Transport/tracker.htm][Transport/tracker.htm]