Novena Conferencia de Primeras Damas de las Américas

 

Telemedicina: Romper las Barreras de la Distancia y el Acceso

Introducción
La asistencia médica está actualmente siendo sometida a una masiva e irreversible transformación y cambio en las Américas. El motor detrás de estos cambios es el creciente suministro y disponibilidad de las tecnologías basadas en telecomunicaciones, las cuales están rápidamente entrando en la corriente principal de la practica médica. Estas tecnologías hacen posible extender el acceso y mejorar la calidad del servicio de salud para un mayor número de individuos como nunca en la historia. Los enormes recursos médicos, normalmente encerrados en las mayores instituciones de salud, rápidamente están siendo accesibles a las comunidades sanitarias de las Américas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha logrado introducir con éxito el tema de la tecnología de la salud en la agenda de la Cumbre de las Américas, celebrado en Santiago de Chile, en abril de 1998, indicando en una proposición que la Iniciativa para el Enlace de las Tecnologías de Salud de las Américas tiene un enorme potencial para reducir las inequidades sociales actuales y ayudará a los gobiernos a conseguir a través de asociaciones lo que ellos no podrían conseguir aisladamente. Al compartir tecnologías y redes de información, los países pueden prepararse mejor para brotes de enfermedades o desastres naturales; ellos pueden compartir noticias importantes y significativas en nuevos temas de salud y descubrimientos en la investigación y desarrollo de vacunas. Además, pueden darles el poder a los trabajadores de salud pública de todos los niveles para que tomen decisiones informadas en el momento adecuado al suministrarles acceso a información crucial y al conocimiento que ellos necesitan.

La OPS y otras organizaciones están involucradas en iniciativas con la finalidad de captar las ventajas de la actual revolución informática. El resultado de esto es Telemedicina. Es el uso de comunicaciones y de la tecnología informática para entregar servicios de salud del cuidado de la salud e información sobre distancias largas y cortas. El apoyo de las telecomunicaciones para el sector de la salud está mejorando la entrega del sistema de salud, promoción de la salud, educación al consumidor, protección medioambiental y la búsqueda de equidad, calidad y eficiencia en el servicio de salud en las Américas. El uso activo de la telemedicina resultará en un verdadero estándar universal de práctica médica para las áreas urbanas y rurales.

Telemedicina es un término amplio usado para describir el suministro de servicios de salud a través de distancias mediante el uso de redes electrónicas. La Telemedicina, como una rama de la informática de la salud, incluye el intercambio de datos médicos altamente detallados entre los profesionales de la salud, la educación de personal de salud y el público, actividades de promoción de la salud, vigilancia epidemiológica y administración de los servicios de salud. A pesar de ser usado indistintamente como telesalud, la telemedicina se refiere directamente al cuidado del paciente.

 

TELEMEDICINA EN ACCIÓN

Actualmente, una de las más importantes tendencias en la industria de la telemedicina es la integración de varias aplicaciones sobre una red o en una serie de redes interconectadas, designadas a cubrir un rango de aplicaciones del cuidado de salud para satisfacer diferentes necesidades usando una variedad de combinaciones tecnológicas. Junto con la telemedicina, esto permite a telemedicina ser usado por una variedad de servicios del cuidado de la salud:

Tele-educación, donde se encuentra la información suministrada a los profesionales de la salud para estar al tanto de las últimas innovaciones en el cuidado de la salud;

Teleconsultas , donde doctores y enfermeras pueden intercambiar información
importante sobre el estado de salud del paciente y decidir el tratamiento apropiado;

Telemonitoreo (Tele-Cuidado en Hogar), donde pacientes y enfermeras pueden entregar información sobre el estado de salud sin que los pacientes tengan que salir de sus hogares;

Red de Información de Salud que permite a los miembros de la comunidad estar mejor informados de su estado de salud y aprender cómo manejar su salud personal;

Redes de Defensa y Apoyo que enlaza a individuos y organizaciones que tratan temas y preocupaciones de salud similares. Esta forma de comunicación está llegando a ser un ingrediente esencial en el proceso de tomar decisiones efectivas ya que la tecnología de comunicación ayuda a crear comunidades "virtuales" que estimula y apoya el dialogo en importantes temas sociales.

RELEVANCIA PARA LOS PAÍSES EN LAS AMÉRICAS

La telemedicina es una forma de enlazar los países de las Américas para trabajar en colaboración para mejorar la salud de todos. Ejemplos de esta forma de colaboración son:

El Hospital de Pediatría Juan P. Garrahan en Buenos Aires, Argentina está unido al Hospital for Sick Children en Toronto a través de conferencia en video. Se comparten los expedientes médicos de los pacientes, se transmiten los datos y se solicitan consejos para un tratamiento apropiado.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Dalhousie en Halifax, Nova Scotia, es la primera escuela de medicina en Canadá en exportar servicios de telemedicina a la región del Caribe en asociación con San Cristóbal y Nieves. Los radiologistas en Halifax reciben informaciones de rayos X vía telefónica y pueden enviar los resultados de regreso dentro de 24 horas. Los médicos en San Cristóbal pueden acceder a conferencias para consultar a sus colegas en Halifax y pueden transmitir informaciones de sonidos cardiacos, presión sanguínea y electrocardiogramas.

El Centro de Telemedicina de la Memorial University en St. John’s, Newfoundland, ha estado explorando colaboraciones con colegas en Chile y Brasil en cómo proveer de una manera mejor soluciones factibles a sus necesidades en educación de telemedicina a distancia.

Telemedicina puede ser de beneficio para todos los países de las Américas, sin importar los niveles de infraestructura tecnológica. Muchos usuarios de telemedicina prefieren tecnología de bajo costo, tales como el simple y antiguo sistema telefónico, pero en muchas regiones remotas aún no tienen incluso esta infraestructura básica. En tales situaciones enfoques inovativos han utilizado soluciones inalámbricas envolviendo computadoras portátiles y generadores eléctricos móviles para enviar mensajes e información a través de sistemas de comunicación por satélite. A medida que la demanda aumenta por el servicio de la telemedicina, adicionales innovaciones harán conexiones a la red indudablemente más fáciles y más asequibles en la mayoría de las circunstancias.

En Canadá, la telemedicina es particularmente importante para las poblaciones aborígenes y rurales. Canadá tiene una enorme masa geográfica que presenta muchos problemas para la entrega de cuidado de la salud en áreas remotas. La mayoría de la población está agrupada en centros urbanos. La gran población aborigen de Canadá tiene su propia cultura y necesidades peculiares de salud. La telemedicina es una forma para hacer los servicios de salud más equitables y accesibles para las comunidades aborígenes.

Es conocido que ciertos segmentos de la población son particularmente afectados por decisiones de salud hechas por instituciones de salud y de gobierno y la telemedicina puede ser una poderosa herramienta para fortalecer a grupos e individuos que tengan alguna preocupación para estar mejor informados y tomar acciones en relación a su salud. Esto es especialmente cierto en el caso de la salud de la mujer. La Red Canadiense de la Salud de la Mujer ha sido establecida para ayudar a mujeres canadienses a tomar importantes decisiones informadas de la salud por medio de enlace de individuos y organizaciones.

En algunos países, la telemedicina principalmente beneficia a los trabajadores en el sector de la salud que tienen acceso a tecnología, al proporcionarles información de salud actualizada y educación y enlazarse con otros profesionales de la salud alrededor del mundo. En varios países latinoamericanos, hay actualmente un énfasis en la educación a distancia, por lo tanto estos países están invirtiendo en la creación de puntos de acceso remotos para dar a un mayor número de personas acceso a la educación. Estas iniciativas son un puente a las actividades de la telemedicina.

 

RELEVANCIA PARA LA MUJER

El mejorar el acceso de la mujer al servicio de asistencia sanitaria y a la información beneficia a todos porque las mujeres son las guardianas de la salud familiar. Además, al ser las mujeres la mayoría e los proveedores del cuidado de salud, remuneradas o no, las comunidades serán beneficiadas grandemente por sus habilidades de unir los recursos educacionales y entrar en contacto en la red con otros individuos y organizaciones con preocupaciones similares.

Varios aspectos sociales y económicos en la vida de las mujeres deben ser considerados para que ellas se beneficien completamente de las iniciativas de la telemedicina. Las mujeres tienen recursos más limitados, en términos de tiempo y dinero; como resultado, se debe prestar atención para facilitar la participación de las mujeres. Los siguientes temas deben ser considerados para lograr que el acceso de las mujeres a los servicios de la telemedicina sean significantes:

La promoción y apoyo de las actividades adecuadas de la telemedicina pueden darle poder a las mujeres para mejorar su propia salud y la de sus comunidades.

DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES

El Dr. Mo Watanabe, Profesor Emérito de Medicina, Universidad de Calgary, Alberta, fue un miembro importante en el Consejo de Apoyo en Infraestructura de la Salud del Ministerio de Salud. El Consejo de Apoyo indicó que no estamos listos para realizar todo el potencial de la infraestructura de información sobre la salud para mejorar nuestra salud y el sistema de cuidado de salud en Canadá. Una infraestructura de la salud se refiere al uso de información y tecnología de las comunicaciones en el campo de salud y a la información generada por estas tecnologías. También se refiere a las políticas que gobiernan el uso de tal información y las personas y organizaciones que usan la información para participar en su desarrollo.

En un discurso del 17 de agosto de 1999 para el Primer Congreso Internacional en Telemedicina y Tecnologías de Multimedia, Lillian Bayne, Directora General Regional de Health Canada dijo:

"La Telemedicina puede jugar un papel más importante en fortalecer e integrar los servicios de salud. En un país tan grande como el nuestro, a las personas que viven en áreas remotas y rurales les resulta difícil tener acceso a los servicios de salud. Gracias a las aplicaciones de la telemedicina, prevemos más posibilidades para entregar diagnósticos, tratamientos, monitoreo e información de la salud, cerca de donde viven

las personas, ya sea en una zona rural o urbana. Nosotros podemos entregar a los proveedores de salud herramientas para continuar la educación y el mantenimiento de competencias. Las aplicaciones de la telemedicina permitirán a los proveedores de salud permanecer en estrecha conexión entre ellos e intercambiar información rápidamente, incluso cuando ellos están separados por largas distancias."

TELEMEDICINA EN CANADÁ

La Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio (NASA) tuvo un papel importante en el naciente desarrollo de la telemedicina. Al comienzo de la década de los sesenta durante los primeros viajes tripulados al espacio, los parámetros fisiológicos de los tripulantes fueron enviados en forma telemétrica y no sólo desde la nave espacial, sino que también desde los trajes espaciales. La NASA suministró gran parte de la tecnología y financiamiento para las tempranas demostraciones de telemedicinas, tales como la Demostración Biomédica con el Satélite Alaska ATS-6 la cual comenzaría en 1971 para investigar el uso de consultaciones por video a través de satélite para mejorar la calidad del cuidado de la salud rural en Alaska.

Los proyectos de la telemedicina han existido en Canadá por tres décadas. La Memorial University of Newfoundland (MUN) fue un temprano participante en el Programa Espacial Canadiense.

El satélite canadiense-estadounidense Hermes entregó a los Canadienses la oportunidad de usar la tecnología de comunicación por satélite en educación a distancia y cuidado médico. Desde 1977, el Centro de Telemedicina en MUN ha trabajado hacia el desarrollo de redes interactivas de audio para programas educativos y la transmisión de datos médicos. Entre las directivas seguidas están: usar la más simple y menos costosa tecnología, ser flexible, envolver a los usuarios desde el comienzo del proyecto, buscar apoyo administrativo en hospitales, clínicas y otras agencias e incluir una evaluación.

El Sistema de Teleconferencia en MUN, una red que cubre toda la provincia y consiste en cinco circuitos dedicados, comenzó en 1977. El Centro de Ciencias de la Salud en MUN está conectado a 200 sitios en 120 comunidades, incluyendo instalaciones en todos los hospitales provinciales, colegios comunitarios, campos universitarios, escuelas secundarias, municipalidades y agencias educativas. La MUN ha participado en teleconferencias internacionales y ha tenido un papel significativo en la Escuela de Medicina de la Universidad de Nairobi, Kenya. En 1985, la MUN participó en la Organización Internacional de Satélite (Intelsat) enlazando Nairobi y Kampala, lo cual posteriormente fue extendido a seis países del Caribe. Newfoundland es un líder en el campo de telemedicina con más de veinticinco años de experiencia. Se transmiten datos para medicina nuclear, cardiología, siquiatría, radiología y educación de la salud. Se ha aprobado el financiamiento para unir cinco sitios en Labrador con St. John’s.

En 1998, Nova Scotia llegó a ser la primera jurisdicción en Canadá — y en el mundo — en establecer a lo ancho de la provincia una red de telemedicina asistida por computadores enlazando todos los hospitales de la provincia, con un total de 43 sitios, a través de estaciones de telemedicina capaces de captar y transmitir importantes datos médicos en audio y videos en tiempo real. Los especialistas son capaces de revisar e interpretar los exámenes, tales como ultrasonido y ecocardiología, en el momento en que se realizan. Además, los especialistas están capacitados para hablar con los técnicos durante la realización de los exámenes. La Red de Telemedicina de Nova Scotia puede entregar regularmente jornadas educativos preprogramadas para doctores y otro personal de la salud en sus comunidades, mejorando de esta manera la calidad del cuidado de la salud en toda la provincia. Esto tiene la potencialidad de reducir los costos al disminuir en un 65% las visitas y tratamientos.

Las comunidades periféricas de Pond Inlet y Lake Harbour en Baffin Island están equipadas con sistemas de telemedicina conectadas a Iqaluit, el cual a su vez está enlazado al Instituto de Salud de Ottawa por satélite y lineas telefónicas. También están conectadas otras nueve comunidades. Ahorros en el cuidado médico, especialmente por el alto costo de transportar a pacientes a hospitales urbanos ( más de $10 millones en 1998) compensan más que de sobra el costo de $120.000 por la instalación de la estación médica.

La Autoridad de Salud Regional #15 en Keeweetinok Lakes , localizada aproximadamente 300 kilómetros al noroeste de Edmonton, Alberta, es la primera región de salud en Canadá de ser enlazada por una Red de Telemedicina por Satélite. Lanzada en abril de 1998, seis sitios en la región están conectados con EFW Radiology en Calgary y al Instituto de Investigación de Tecnología de Telemedicina de la Universidad de Alberta en Edmonton. En lugar de un viaje de seis horas en ambulancia, telemedicina ofrece a los residentes del área TeleConsultas, TeleRadiología, TeleEducación, Red de Comunicación, TeleOftalmología, y TeleInvestigación.

En agosto de 1999, Alberta fue la sede del Primer Congreso Internacional en Telemedicina y Tecnologías de Multimedia. En estos momentos Alberta está implementado un sistema de telemedicina para toda la provincia — alberta we llnet.

El Instituto Cardiólogo de la Universidad de Ottawa está en el segundo año de un programa experimental de dos años de $4,5 millones, llamado HEARRT (Healthcare and Education Access for Remote Residents by Telecommunications). Se han instalado estaciones de Telemedicina en cinco localidades rurales y regionales de Ontario. El financiamiento proviene de Ontario’s Telecommunications and Access Partnerships, Telesat Canada, Northern Telecom Ltd., Bell Canada y Computing Devices Canada, un productor de estaciones de telemedicina.

El 10 de marzo de 1999, Bell Canada inauguró el Centro de Telemedicina de Canadá en el Centenary Health Centre. Este teatro educacional y estudio de teleconferencia permitirá a los profesionales de la salud entregar educación y servicios a más de 200.000 niños.

En septiembre de 1996, Bell Canada con otros asociados (Canvas Visual Communications, Télébec, Cifra Medical Inc. y Theratechnologies) comenzó una prueba de dieciocho meses en tele-educación cuando el Hôtel-Dieu, hospital de Montreal principalmente francófono, comenzó a mantener dos veces a la semana consultas y seminarios educativos con hospitales regionales en Trois Rivières, Joliette y Rouyn-Noranda. Los doctores revisan casos difíciles y los desarrollos actualizados en neurología, hematología, ginecología y otras especialidades. En la segunda fase, los doctores podrán entrar en línea para consultas de telemedicina de emergencia gracias a la rápida transmisión de imágenes digitales de alta calidad, conteniendo los registros e imágenes de pacientes, elementos usados en el diagnóstico y sistema bidireccional de transmisión simultánea (doble vía) en colores que reduce la intromisión de la máquina como intermediario entre el médico y el paciente.

TELEMEDICINA EN LAS AMÉRICAS

En Costa Rica, el Ministerio de Salud y la Agencia de Seguro Social y otros asociados están implementando una red de telemedicina nacional enlazando hospitales, clínicas y centros de investigación y enseñanza.

En Perú, la Red Científica Peruana une a una gran y creciente red de investigadores y ha encontrado una nueva forma de llevar la Internet a usuarios de bajos ingresos en áreas subdesarrolladas, a bajo costo. Las cabinas públicas están ahora instaladas en veintisiete ubicaciones a través de Perú. Típicamente estas contienen veinte computadoras con líneas dedicadas a la Internet, los cuales son arrendados por los usuarios por menos de US $1 por hora. Los centros también suministran entrenamiento, cuentas personales de correo electrónico, desarrollo de páginas Web y otros servicios. Estos son muy solicitados por personas que no tienen línea telefónica o computadora en el hogar, el cual es el caso de más de 95% de los peruanos. Hasta el momento hay planes para financiar mil centros más en Perú, con la ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo. La red peruana tiene conexión directa a clínicas y hospitales, minutas de conferencias e información en temas como salud mental y salud de niños, de esta manera, cualquier persona en Perú, por una tarifa modesta puede acceder a información global.

En Brasil, la Fundación Oswaldo Cruz y muchas otras sirven para diseminar información técnica.

En Argentina, la Universidad de Buenos Aires ha conectado sus unidades académicas a la comunidad Internet nacional e internacional e integrado esta red con 33 universidades nacionales e instituciones foráneas. El aumento de comunicaciones por computadoras y del desarrollo de informática de la salud en los últimos años ha sido significativa, con un gran número de médicos y paramédicos usando computadoras para autoeducarse.

En México el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) introdujo en 1997 un programa de teleradiología que usa conexión a satélites. El ISSSTE financia el cuidado de salud de los trabajadores del sector público. Desde que el proyecto comenzó, ha habido una reducción del 50% en el número de pacientes que visitan los Centros Médicos 20 de Noviembre en Ciudad de México para tratamiento y consulta. Como resultado, ahorros del 30% serán posibles en el presupuesto anual del ISSSTE al final de 1999. Además de consultas, el ISSSTE usa la conexión por satélite con propósitos educativos y está explorando la posibilidad de conducir telecirugía.

En 1998, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), una de las más importantes escuelas de medicina de México, adquirió un servidor de Internet por $250.000 para lanzar "un proyecto de hospital virtual" enlazando 48 hospitales participantes. Aconseja a aquellos conectados a la red en temas de pediatría, obstetricia, ginecología, cirugía, medicina interna y control de tóxicos. La obstetricia es una prioridad particular, debido a que un 40% de las hospitalizaciones en 1994 fueron por complicaciones en el parto. La UNAM anticipa un equipo de especialistas disponibles en línea para responder las preguntas de cualquier estudiante de medicina, doctor y pacientes.

El 21 de abril de 1999, Cuba oficialmente inauguró la Red de Telemedicina en el Hospital Hermanos Ameijeiras . Un elemento clave de este programa es el Proyecto de Telemedicina para el Diagnóstico. Sus objetivos son mejorar servicios a los pacientes y reducir costos materiales.

En 1998, la Aerolínea Varig de Brasil llegó a ser una de las numerosas líneas aéreas comerciales que compraron equipos de a bordo, incluyendo desfibriladores y equipos de onitoreo que permiten a los miembros de la tripulación manejar serias situaciones médicas de emergencia durante el vuelo bajo la dirección de doctores que reciben los datos electrónicos del paciente vía telefónica.

¿QUÉ SE ESPERA MÁS ADELANTE?

Los proveedores del cuidado de la salud están haciendo esfuerzos para aumentar sus habilidades de compartir información a través de redes electrónicas. Las aplicaciones de la Telemedicina están llegando a ser importantes en la relación costo-efectividad al proveer calidad en el cuidado de la salud. La visión de Telemedicina en el futuro es proveer a tiempo accesos apropiados para el cuidado de la salud y a la información de salud sin considerar la ubicación. Éste es un agente de cambio, un facilitador de reformas de la salud. Los sistemas de Telemedicina facilitan la redistribución de los servicios de salud, eliminando la duplicación, potencialmente ayudando a reducir el número de interacciones de medicamentos y recetas médica inapropiadas, reduciendo el traslado de pacientes y profesionales, y generalmente contribuye a mejorar la productividad y a reducir el costo de la unidad médica.

El Profesor Ricky Richardson de WorldCare UK, uno de los pioneros en el campo de la telemedicina predice, "Las formas tradicionales de practicar medicina, las cuales han evolucionado durante 3000 años envolviendo una estructura piramidal, será cambiada en el curso de diez a veinte años. El "puerto de entrada" será una computadora en el hogar o un "quiosco de salud" en un centro comercial. El proceso será beneficioso y tendrá como consecuencia el que la disposición global y el activo uso de la telemedicina resultarán en un estándar universal verdadero para la práctica médica que será disponible en todo el mundo."

[Women/tracker.htm][Women/tracker.htm]