wpeE.gif (33747 bytes)

 

CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS
COMISIÓN ESPECIAL SOBRE GESTIÓN DE CUMBRES INTERAMERICANAS

OEA/Ser.G   CE/GCI-122/97
4 noviembre 1997
Original: español

SEGUIMIENTO DEL PLAN DE ACCION DE LA CUMBRE DE LAS AMÉRICAS PROMOCION Y PROTECCION DE LOS DERECHOS HUMANOS
(Documento presentado por la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos)


INTER - AMERICAN COMMISSION ON HUMAN RIGHTS
COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
COMISSAO INTERAMERICANA DE DIREITOS HUMANOS
COMMISSION INTERAMÉRICAINE DES DROITS DE L'HOMME

ORGANIZATION OF AMERICAN STATES
WASHINGTON, DC, 20006 U.S.A.

4 de noviembre, de 1997

Excelentísimo señor
Carlos Portales Cifuentes
Presidente de la Comisión Especial sobre Gestión de Cumbres Interamericanas
Washington, D.C.

Señor Presidente:

Tengo el honor de dirigirme a Vuestra Excelencia para remitirla adjunto a la presente, de acuerdo con su solicitud, el documento elaborado por la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en relación al seguimiento del Plan de Acción de la Cumbre de las Américas en lo vinculado a la protección y promoción de los derechos humanos.

Aprovecho la oportunidad para saludar al señor Presidente con expresiones de mi más alta y distinguida consideración.

Jorge E. Taiana
Secretario Ejecutivo

Adjunto: lo Indicado


COMISION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
Seguimiento del Plan de Acción de la Cumbre de las Américas

Promoción y protección de los derechos humanos:

1. Adhesión a instrumentos Interamericanos de derechos humanos

La competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos fue aceptada por El Salvador el 6 de junio de 1995.

El Protocolo Adicional de San Salvador sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales cuente con nueve de las once ratificaciones necesarias para entrar en vigencia. El instrumento de ratificación de Perú fue depositado el 4 de junio de 1995, y el de El Salvador el 6 de junio del mismo año. Hicieron lo propio durante 1996 Uruguay (2 de abril), México (16 de abril) y Brasil (21 de agosto), y Paraguay el 3 de junio de 1997.

El 22 de febrero de 1996, Argentina y Panamá depositaron el Instrumento de rectificación de la Convención Interamericano sobre Desaparición Forzado de Personas, Cumplieron igualmente con dicho trámite Uruguay (2 de abril de 1998), Costa Rica (2 de junio de 1996), y Paraguay (26 de noviembre de 1996). Dicho Instrumento internacional entró en vigencia el 28 de marzo de 1996.

Brasil depositó el instrumento de ratificación del Protocolo Relativo a la Abolición de la Pena de Muerte el 13 de agosto de 1996. El Protocolo está en vigencia desde el 28 de agosto de 1991

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer entró en vigor el 6 de marzo de 1996. El primer instrumento de ratificación fue depositado en la Organización por Bolivia el 5 de diciembre de 1994. Durante 1995, hicieron lo propio 14 Estados miembros de la Organización, y 11 más completaron tal proceso durante el año siguiente. Haití depositó el instrumento de ratificación el 2 de junio de 1997.

2. Cooperación con órganos de derechos humanos

De acuerdo a los objetivos del Plan de Acción proclamado por la Cumbre en cuanto a reforzar los vínculos entre el sistema Interamericano de derechos humanos y los organismos nacionales o internacionales actuantes en esa área y lograr una mayor eficacia conjunta, la Comisión ha acrecentado su acción y relaciones de trabajo con, entidades nacionales, de la OEA, del sistema de Naciones Unidas, y otros sistemas regionales.

La Comisión continuó manteniendo relaciones de cooperación con organismos especializados de la OEA vinculados a los derechos humanos, tales como la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), si Instituto Interamericano del Niño (UN) y el Instituto Indigenista Interamericano (III). Las actividades desarrolladas se mencionan en otros párrafos de este documento.

Igualmente, prosiguió la cooperación con órganos de la ONU responsables de la protección y promoción de derechos humanos, tales como la Comisión de Derechos Humanos, el Comité de Derechos' Humanos y, en particular, el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de dicho Comité, a efecto de esclarecer algunos casos del mismo carácter denunciados a la CIDH.

Le Comisión acrecentó sus actividades y relaciones con los órganos de los sistemas internacional, europeo y africano de derechos humanos a través de la coordinación de jurisprudencia, reuniones técnicas y pasantías.

3. Programas de promoción

En los últimos años, la Comisión ha acrecentado las actividades de promoción en lo referente a la difusión, conocimiento y capacitación de los Instrumentos regionales de protección y promoción de los derechos humanos. Este promoción es ha orientado tanto hacia la población en general como hacia público especializado, entre los cuales se destaca funcionarios gubernamentales, profesionales del derecho, funcionarios judiciales, Integrantes de organismos públicos y no gubernamentales de derechos humanos, fuerzas de seguridad y militares.

La Comisión desarrolló un seminario tipo modular de presentación y discusión de los procedimientos y jurisprudencia del sistema interamericano de derechos humanos, que a invitación de los respectivos gobiernos realiza en los países miembros. Se concretaron ya seminarios en Brasil, Paraguay y Argentina, con le participación de varios centenares de funcionarios judiciales de esos países y funcionarios invitados de países vecinos. Además, la Comisión ha ampliado su programe de "Becas Rómulo Gallegos", pare jóvenes profesionales que realizan pasantías de diez meses en la Secretaría Ejecutiva.

Los Comisionados y especialistas legales de la Secretaría Ejecutiva participan en forma regular y creciente en numerosas reuniones técnicas sobre temas de derechos humanos, a Imparten cursos especiales en distintas universidades e institutos de formación militar de la región.

También reforzó los vínculos de trabajo e Intercambio de información con los órganos gubernamentales de derechos humanos, en particular las Comisiones Nacionales de Derechos Humanos de distintos países, los Comisionados (ombudsman) y otros similares.

Cabe resaltar que durante, 1995 la CIDH brindó su apoyo a la Comisión Nacional de la Verdad y Justicia en Haití (CNVJ). En la etapa inicial, la Unidad da Investigación de la CNVJ estuvo dirigida por una profesional de la Secretaría Ejecutiva de la CIDH, participando 50 Investigadores encargados de recoger información sobre los abusos de derechos humanos cometidos en dicho país.

En lo relativo a difusión, la Comisión mantiene un servicio de publicaciones y distribución de sus informes que llega a varios centenares de organismos públicos, privados y Universidades. Igualmente, ha Inaugurado un sitio electrónico en la red Internet, donde. se pueden consultar directamente los informes y documentos publicados.

En cumplimiento de la resolución respectiva de la Asamblea General realizada en Lima, la Comisión elaborará, con la colaboración del Instituto Interamericano de Derechos Humanos y de otros organismos especializados regionales, un proyecto de Programa Interamericano de Promoción de los Derechos Humanos, el que será puesto a consideración de los Estados miembros previamente a la próxima Asamblea General, a realizarse en Caracas.

4. Derechos de la mujer

Después de la Cumbre de las Américas, y con referencia el objetivo prioritario expresado en el Plan de Acción de promover políticas que aseguran que las mujeres disfruten de la, protección plena de sus derechos legales y civiles, la Comisión ha realizado varios avances en este toma. El Comisionado Relator Especial sobre derechos humanos de la mujer dirige un estudio sobre la compatibilidad de, las leyes y prácticas de los países, miembros de la OEA relativas el derecho de la mujer a ser libre de discriminación, establecido en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la Declaración Americana de los Derechos y Deberes M Hombre. En mayo de 1995 sí Relator Especial convocó una Reunión de Expertos con la colaboración del Instituto Interamericano de Derechos Humanos para analizar le preparación y diseminación de un cuestionario sobre las leyes y prácticas nacionales que influyen sobre la mujer. Se realizó una Segundo Reunión de Expertos en marzo de 1996, para completar la preparación de dicho cuestionario. Conjuntamente con este Reunión, la Comisión realizó, en cooperación con la Comisión Interamericana de Mujeres de la OEA, la Organización Panamericana de la Salud, el Instituto Interamericano de Derechos Humanos y el Washington College of Law, una conferencia sobre "La Mujer, los Derechos Humanos y el Sistema Interamericano: Agenda para la Acción".

En julio de 1996 la Comisión empezó a enviar cuestionarios a los Estados miembros de la OEA y, a la fecho, 13 países han brindado la información solicitada.

En el primer semestre de 1997, la Comisión envió el cuestionario a unas 100 organizaciones no gubernamentales de la Región.

En noviembre de 1997 se efectuará la Tercera Reunión de Expertos para examinar la Información recogida y analizar opciones a fin de que la CIDH formule recomendaciones para remediar las instancias de discriminación.,

A instancias de la Comisión, el Segundo Concurso Interamericano de Derechos Humanos organizado en mayo de 1997 por le Facultad de Derecho de American University, con participación de más de 40 universidades de la Región, tuvo un énfasis especial en los derechos humanos de la mujer. Comisionados y funcionarios de la CIDH participaron en este evento como jueces.

Este proyecto del Relator Especial y la entrada en vigor de la Convención de Belém da Pará en 1995, genera nuevo interés en el sistema Interamericano de derechos humanos corno recurso para casos de violencia específica por razones de género. Dentro de su sistema de casos individuales, la Comisión emitió dos informes en su Informe Anual de 1996 relacionadas con cuestiones de derechos humanos de la mujer, y empieza a recibir más peticiones vinculados con el tome. Además, en sus actividades de monitoreo e informes especiales sobre la situación de los derechos humanos en varios Estados miembros, está considerando la situación específica de los derechos de la mujer.

5. Protección de las minorías y pueblos y comunidades indígenas

Culminando el proceso de preparación de la futura Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, la Comisión aprobó y envió a la Asamblea General en marzo de 1997 un proyecto de texto, realizado después de una amplia consulta con Gobiernos, organizaciones indígenas y expertos. La Comisión, cumpliendo con una recomendación de la Asamblea General emitida en 1989 y reiterada en años posteriores, y con el nuevo respaldo que otorgaba la prioridad dada a este teme por el Plan de Acción de la Cumbre, completó un primer borrador en 1995, el que fue objeto de una amplia difusión y consulta realizada entra octubre de 1995 y marzo de 1997.

La misma Incluyó dos grandes componentes, valiosos en sí mismos en cuanto a promoción y difusión de los derechos humanos: uno, el de presentación y diseminación del proyecto; el otra de discusión y consulta, En el primero es realizó una distribución amplia del borrador, reforzada por publicaciones en revistas técnicas y generales de los países miembros, y la presentación del mismo en reuniones especializadas en Perú, México, Panamá, Canadá, Estados Unidos, y Argentina. Para la discusión y consulta amplia, la Comisión elaboré y coordinó un proyecto especial con la colaboración del Instituto indigenista Interamericano, el Fondo para el Desarrollo Indígena (con sede en Bolivia), la Unidad para la Promoción de la Democracia de la OEA, y el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, y el Banco Interamericano de Desarrollo. El proyecto ¡levó a cabo consultas nacionales en quince países de la región con las principales organizaciones Indígenas, y dos reuniones regionales, una en Culto, Ecuador para los países de Sudamérica, y otra en Guatemala, para los de Centroamérica y el Caribe, Se realizó una similar en Denver, Colorado con representantes de más de cien organizaciones Indígenas de Estados Unidos y Canadá.

Dentro del mismo proyecto se realizó en México el Primer Foro Indígena de las Américas, organizado por el Instituto Indigenista Interamericano en diciembre de 1996; una reunión técnica de exportos organizada por la CIDI-1 en marzo de 1997, y un Foro de la Democracia sobre el toma, en mayo de 1997, organizado por la LÍPI) de la Secretaría General de la OEA.

La Asamblea General de la OEA, habiendo recibido de la CIDI-1 en su reunión en Lima en 1997, el proyecto que surgió de este amplio proceso, ha establecido una serie de pasos tendientes a completar su análisis por los Estados, con vistas a su aprobación por la Asamblea General en 1998, en conmemoración del 50 aniversario de la creación de la OEA y de la Declaración Americana de los. Derechos y Deberes del Hombre.

La Comisión está prestando especial atención a la situación de los pueblos indígenas en respuesta al creciente número de comunicaciones que recibe sobre situaciones individuales relacionadas con derechos humanos de comunidades y pueblos indígenas, como dentro de sus actividades de promoción, especialmente entorno a la discusión de los derechos a ser Incluidos en la futura Declaración. Igualmente, dentro la observación general sobre la situación de los derechos humanos en varios países, se ha puesto mayor énfasis en la vigencia de los derechos humanos para los pueblos indígenas nacionales, resultado de lo cual son los capítulos especiales en los Informes especiales publicados en estos últimos años sobre Guatemala, Colombia, Ecuador, Brasil y próximamente sobre México.

6. Derechos de los discapacitados

La Comisión ha analizado y efectuado sus comentarios sobra un proyecto de instrumento legal Interamericano sobre este terno, el cual está siendo analizado por el Grupo de Trabajo respectivo del Consejo Permanente de la Organización.

La Comisión ha incluido este tome en su agenda de análisis, y comenzado e reportar sobre los mismos en sus Informes especiales sobra la situación en determinados países. Igualmente ha incluido el tema como contencioso de sus Seminarios y conferencias técnicas.

7. Derechos de los niños

Los derechos de los niños son toma de especial atención por la Comisión, dentro de su mandato. Lo mismo es ha reflejado en estos últimos anos en capítulos especiales en sus informes sobre la situación general en los países, en los que se han analizado los problemas de los "niños de la calla", la situación de niños en establecimientos de Internación, la explotación sexual infantil, y los derechos socioeconómicos especialmente a la salud y a la educación, y a la situación especial y derechos de la niñez Indígena.

Ello también surge del aumento de los casos Individuales y audiencias sobre tamos relativos a presuntas violaciones contra niños, y la situación de grupos individuales especialmente vulnerables. Entra los casos notorios y de mayor impacto jurídico, deben subrayarse varias decisiones, solicitudes de medidas cautelares y soluciones amistosas relacionadas con la apropiación ilegal de menores ocurrida durante gobiernos militares en décadas pasadas, y sus secuelas actuales.

8. Derechos de los trabajadores migrantes

Durante el 92 Período Extraordinario de Sesiones de la Comisión en mayo de 1996, se decidió iniciar la consideración del t ama de los trabajadores migrantes en el Hemisferio, con vistas a la preparación de un informe sobra ese aspecto. En la Asamblea General de la OEA, Panamá, junio de 1996, ésta dispuso recomendar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que efectúe una evaluación sobre la situación de los trabajadores migrantes y sus familias en el Hemisferio (AG/RES. 1404 (XXVI-0/96).

La Comisión constituyó un Grupo de Trabajo integrado, por Comisionados y abogados especialistas de la Secretaria para estudiar la situación de los trabajadores migrantes y sus familias en el hemisferio. El alcance del estudio de la Comisión se limitará a la situación de los trabajadores migrantes y sus familias en el hemisferio, sin entrar al análisis de problemas como los de las "persones desplazados en el ámbito interno", los "apátridas" o los "refugiados".

El Grupo de Trabajo emprendió la primera fase de su labor, que consiste en entablar contacto con organizaciones internacionales, regionales y nacionales, que interactúan con los trabajadores migrantes, e fin de definir los problemas que guardan relación con ellos y con sus familias, y recibir información el respecto, para ayudar a la Comisión a preparar su estudio sobre la situación de los trabajadores migrantes y sus familias en el hemisferio.

El Grupo de trabajo está dedicado actualmente el análisis de la Información y los datos que proporcionaron esas organizaciones. El grupo proyecto continuar sus consultas con diversas organizaciones a fin de ampliar la documentación o Información con que cuanta, así como realizar visitas a áreas donde existan concentraciones considerables de trabajadores migrantes, a fin de evaluar directamente la situación.

Asimismo, el Grupo de Trabajo es encuentra preparando un cuestionario sobre la situación de los trabajadores migrantes, que se remitirá a todos los Estados miembros de la OEA, para que lo contestan a manera de prestar su cooperación y asistencia para la preparación de este estudio. Asimismo, se proyecto preparar un cuestionario separado que se remitirá a organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que interactúan con trabajadores migrantes en forma cotidiana, a fin de obtener una evaluación directa de la situación.

Al término de la recepción de respuestas a los cuestionarlos, del ciclo de visitas y de recepción de todos los datos, la Comisión analizará la información obtenida y preparará un Informe de evaluación sobre la situación de los trabajadores migrantes y sus, familias.

9. Condiciones carcelarias

Durante los 85 y 86 Períodos de Sesiones de la Comisión se estableció un Grupo de Trabajo para estudiar las condiciones de detención en las Américas. La Comisión decidió que al concluirse el estudio de las prisiones emitiría un informe sobre su estudio de las condiciones de detención y prepararía un instrumento para establecer un código uniforme de organización y normas mínimas, consecuente con el derecho internacional, que sirva de modelo a los Estados miembros para la administración penitenciaria y el tratamiento de la población reclusa. La Comisión prevé que este código modelo lleve a prácticas más satisfactorias en las Américas, en este aspecto.

Con el fin de ayudar al Grupo de Trabajo en su estudio, se enviaron cuestionarlos a los gobiernos de los Estados miembros, en los que se solicitó información sobre las condiciones de detención y de los establecimientos carcelarios, en sus respectivos países. Los cuestionarios también se enviaron a organizaciones no gubernamentales Interesadas en las condiciones de detención en las Américas.

La Comisión además realizó visitas específicas a centros de detención y prisiones en varios patosa, tanto en sus visitas de observación general, como en misiones especiales con este propósito, para obtener conocimiento directo sobre las condiciones de detención en los países visitados.

La Comisión procuró la ayuda, colaboración y contribución de los Estados miembros y fijó para el 31 de diciembre de 1996 el plazo para las respuestas de los mismos al cuestionario, el que ha han respondido 26 Estados miembros.

La Comisión recibió respuestas a los cuestionarlos e informes sobre las condiciones de las prisiones y las condiciones de detención en las Américas, de 14 organizaciones no gubernamentales de distintos países y regionales.

La Asamblea General de la OEA, en su vigésimo sexto período ordinario de sesiones realizado en Panamá el 3 de junio de 1996, consideró el Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y aprobó la Resolución AGIRES. 1440 (XXVI-0/96) en su octava sesión plenaria, que dice lo siguiente en su párrafo 16:

Recomendar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que continúo considerando con carácter prioritario el tema de la adopción de medidas necesarias para remediar las condiciones de los detenidos en espera de juicio y de la sobrepoblación de las cárceles y que informe al respecto el próximo período de sesiones de la Asamblea General.

El Grupo de Trabajo de la CIDH sobre Prisiones y Condiciones Carcelarias continuó sus actividades de evaluación, y es encuentra analizando el informe sobre "Condiciones de Detención en las Américas" que será presentado a la consideración de la Asamblea General.

10. Capacitación de agentes de la ley y fuerzas de seguridad

La Comisión participa activamente a través de Comisionados y abogados de la Secretaría en las actividades convenidas en las Reuniones Interministeriales de Defensa ("Fuerzas Armadas, Democracia y Derechos Humanos en el Umbral del Siglo XXI", 1996; y Miami, febrero de 1997), y en particular en los esfuerzos asumidos multinacionalmente por los representantes gubernamentales de las fuerzas armadas para preparar estándares en lo posible comunes, para guiar el entrenamiento y evaluar el desempaño de dichos fuerzas en lo que se refiere el respeto a los derechos humanos. La CIDH participó en una reunión auspiciada por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos y el Comando Sur de los Estados Unidos en Panamá en julio de 1997, con la participación de representantes gubernamentales militares y civiles más de doce piases miembros. Allí los representantes gubernamentales convinieron que este proceso se vaya concretando en planos nacionales para desarrollar y evaluar el perfeccionamiento de la acción de seguridad y militar en cuanto a los derechos humanos.

La Comisión por su parte viene actuando en este aspecto dentro de sus mecanismos convencionales, y ha además realizado visitas especiales y reuniones con distintos centros militares de la región, referidos a los aspectos curriculares de la formación en derechos humanos de la oficialidad militar y de seguridad.

11. Fortalecimiento de la Comisión y de la Corte

En concordancia con el objetivo prioritario establecido por el Plan de Acción respecto a la vigencia de los derechos humanos y el fortalecimiento del sistema, la Comisión ha desarrollado una amplia y creciente actividad cumpliendo su mandato de promover y defender los mismos en el hemisferio.

En todos los mecanismos a disposición de la Comisión, se concretó un incremento de actividad. Así desde inicios de 1995 podemos subrayar: en cuanto a reuniones se realizaron un promedio anual de más de tres periodos de sesiones ordinarios y extraordinarios de la Comisión, ampliándose también su duración; en cuanto a misiones de observación in loco se han realizado en eso período once misiones de observación general de la situación o de orden temático, además de varias visitas especiales de contacto con las autoridades y de observancia de cumplimiento de acuerdos; también se ha incrementando el número de casos tramitado" decididos, y las solicitudes de medidas cautelares a gobiernos; así como los procedimientos de soluciones amistosas en marcha o concretados.

La Comisión ha desarrollado una amplia actividad en materia de protección de los derechos humanos a través de su sistema de peticiones individuales, En tal sentido, cabe destacar que el Informe Anual de, 1996 de la CIDH contiene un total de 9 casos que fueron aprobados pero publicación. En el Informe Anual de 1996 se publicó un total de 31 informes sobra casos individuales, de los cuales 14 se refirieron a la admisibilidad 1 a la solución amistosa, y 18 fueron decisiones sobre el fondo de la cuestión denunciada.

En los dos últimos años, la Comisión ha incrementado sustancialmente su relación con le Corte Interamericano de Derechos Humanos. Esto es resultado M mayor número de casos que la Comisión ha presentado e la Corte, así como de lar, medidas provisionales solicitado.

Asimismo, la coordinación entre los dos órganos del sistema Interamericano se ha visto beneficiada con la realización de reuniones conjuntas Comisión Corte, que han provisto un marco adecuado para el intercambio de experiencias y la coordinación de actividades.

En el marco del fortalecimiento del sistema, la CIDH organizó y patrocinó el Seminario sobre el Sistema Interamericano de Promoción y Protección de Derechos Humanos, que tuvo lugar en Washington, D.C., del 2 el 4 de diciembre de 1996. El objeto del mismo fue el de emprender la discusión de cuestiones de relevancia para el futuro del sistema regional, a fin de enriquecer el diálogo entablado en el hemisferio entre los diversos actores interesados en su fortalecimiento. La Comisión Interamericano de Derechos Humanos Invitó e participar en el Seminario a representantes de los Estados de¡ hemisferio, académicos, miembros de organizaciones no gubernamentales, jueces, legisladores y representantes del sistema europeo (Comisión y Corte Europea de Derechos Humanos) y universal de derechos humanos (Comité de Derechos Humanos de la ONU).

El seminario constó de siete paneles, en los cuales se discutieron y analizaron los temas considerados como cruciales para el proceso de perfeccionamiento del sistema regional. Específicamente, estos paneles consistieron en los siguientes temas: 1) la evaluación de Ja estructura del sistema interamericano, la independencia y autonomía de sus órganos y las incompatibilidades y conflictos de interesas; 2) el registro y admísibilidad de peticiones así como cuestiones relativas a la tramitación de casos individuales, en especial: plazos y confidencialidad, prueba, audiencias, solución amistosa, medidas cautelares y seguimiento de las recomendaciones de la Comisión; 3) otras competencia de la Comisión, tales como la realización de visitas In loco, la adopción de informes especiales a Informes sobre la situación general de los derechos humanos en diversos países; 4) las relaciones entro el Derecho interno y el Derecho internacional y la teoría M "margen de apreciación"; 5) cuestiones relativas a la jurisdicción contenciosa y consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en especial: criterios y plazos para referir casos a la Corte, publicidad del proceso, medidas de reparación e indemnización y la participación de¡ individuo en los casos ente la Corte; y 6) los nuevos desafíos que enfrente el sistema Interamericano de derechos humanos, al acercarse el comienzo de un nuevo milenio.

Como resultado del Seminario, la Comisión arriba a una serie de conclusiones orientadas al perfeccionamiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Las mismas señalan que el proceso de perfeccionamiento debe centrarse en la modificación de los Reglamentos de los órganos del sistema. Los problemas que aquejan al sistema son principalmente de carácter procedimental, por lo cual la solución a los mismos no requiere de la reforma o modificación del texto de la Convención Americana. La Comisión debe avocarse a perfeccionar sus procedimientos de modo de garantizar la máxima transparencia y predictibilidad en el registra y trámite de los casos individuales y en el respeto al debido proceso de las partes que intervienen en el mismo.


Página Principal | Mandatos de la Cumbre | Calendario de Reuniones | Busque Información

© 1998 Organización de los Estados Americanos, Oficina de Seguimiento de Cumbres

 

[CEGCI Docs/tracker.htm]