wpeE.gif (33747 bytes)

 

CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS
COMISION ESPECIAL SOBRE GESTION DE CUMBRES INTERAMERICANAS

OEA/Ser.G  CE/GCI-35/95
14 noviembre 1995
Original: español

INFORME DEL GRUPO DE TRABAJO SOBRE EL PERFECCIONAMIENTO DE LA ADMINISTRACION DE JUSTICIA EN LAS AMÉRICAS A LA COMISION ESPECIAL SOBRE GESTION DE CUMBRES INTERAMERICANAS

MISION PERMANENTE DEL URUGUAY
ANTE LA
ORGANIZACION DE LOS ESTADOS AMERICANOS

223/95

Washington, 1 de noviembre de 1995

Embajadora Harriet Babbitt
Representante Permanente de Estados Unidos
Ante la OEA y
Presidente de la Comisión Especial sobre
Gestión de Cumbres
Washington, D.C.

Estimada presidente:

Me es grato acusar recibo y dar respuesta a su solicitud de un informe sobre los progresos realizados por el Grupo de Trabajo sobre el Perfeccionamiento de la Ministración de Justicia en las Américas, en cuanto a la implementación de la Declaración de Principios de la Cumbre de las Américas y el correspondiente Plan de Acción.

Al respecto, es oportuno recordar que, a través de la resolución AG/RES 1325 SXXV.0/95, "Perfeccionamiento de la Administración de Justicia en las Américas", la Asamblea General de la OEA, celebrada en Haití, en junio de 1995, resolvió:

"2. Encomendar al Consejo Permanente que, a través de su Grupo de Trabajo sobre Perfeccionamiento de la Administración de Justicia y en coordinación con el Comité Jurídico Interamericano y la Secretaría General, desarrolle las acciones necesarias a efectos de lograr el mejor conocimiento y difusión, en los Estados miembros, de las normas jurídicas internacionales emanadas del sistema, interamericano y, en particular, de los instrumentos de los cuales la Secretaría General de la OEA es depositaría".

Ese mandato está dirigido al conocimiento de las normas jurídicas internacionales y trata de la conveniencia de que se lleven a cabo seminarios informativos para hacer conocer y difundir las normas jurídicas internacionales emanadas del sistema interamericano, especialmente aquellos instrumentos de los cuales la propia OEA es depositaria, manejándose actualmente la posibilidad de que algún Estado miembro ofrezca su país como sede para que se lleven a cabo los referidos seminarios, que podrían planificarse de acuerdo a las diferentes regiones, como Centro América, Caribe, América del Sur o América del Norte, con la finalidad de dar cumplimiento a aquél mandato de la Asamblea General.

El segundo mandato recibido por el Grupo de Trabajo, se refiere al apoyo a la administración de justicia en las Américas, y surge de la resolución AG/RES 1326 (XXV-0/95) que la misma Asamblea General aprobó en los siguientes términos:

"1. Encomendar al Grupo de Trabajo sobre Perfeccionamiento de la Administración de Justicia en las Américas que en colaboración con la Secretaria General y con el Comité Jurídico Interamericano, y dentro de las disponibilidades presupuestarias, organice, en coordinación con instituciones nacionales e internacionales vinculadas al tema, seminarios y talleres regionales que, con la participación de jueces, abogados y universitarios, posibiliten un mejor conocimiento mutuo de la administración de justicia en los distintos países con vistas a lograr una mayor cooperación judicial regional.

2. Encomendar al Consejo Permanente que, junto con la Secretaria General, considere y canalice, por las vías que correspondan, las solicitudes que los Estados miembros pudiesen formular a la Organización en materia de asistencia para el perfeccionamiento de la administración de justicia en sus países".

Debe destacarse la importancia de este mandato que encomienda la organización de talleres y seminarios para posibilitar un mejor conocimiento mutua de la administración de justicia en los distintos países a fin de lograr una mayor cooperación judicial regional.

Se entiende que la OEA, como organización multilateral, debe aprovechar el enorme potencial a su disposición para dar asistencia al perfeccionamiento de la administración de justicia, habiéndose previsto la posibilidad de coordinar el cumplimiento de ese propósito con otras instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, ordenando así los diferentes esfuerzos que se están llevando a cabo con el mismo objetivo.

Con respecto a las solicitudes que los Estados miembros pudiesen formular a la organización en materia de asistencia para el perfeccionamiento de la administración de justicia, se entiende también que el país requirente podrá aprovechar el enorme volumen de material de que dispone la Secretaria General y específicamente la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos, las que podrían enviar técnicos que financiaría la organización o a través de un fondo concurrente con otros organismos, para asistir a los países que ya están haciendo un esfuerzo en el sentido de promover una reforma de la administración de justicia, como México, Paraguay, Colombia, Uruguay y Haití entre otros. El verdadero problema se encuentra radicado en el hecho de que los países están trabajando separadamente, sin coordinación, lo que hace la tarea más difícil, viéndose duplicados los esfuerzos.

Para evitarlo, se considera que los países que están en vías de promover una reforma de la administración de justicia deberían ponerse en contacto con la OEA a fin de solicitar apoyo para proporcionarles la asistencia académica y técnica que los Estados puedan necesitar. A tal efecto, la OEA podría inclusive financiar los proyectos que puedan estructurarse.

Teniendo en cuenta los mandatos al Grupo, éste ya ha considerado:

1. Un ofrecimiento de la Delegación de Nicaragua para que la Corte Centroamericana de Justicia, que tiene su sede en Managua, promueva uno de los seminarios regionales sobre. la difusión de normas jurídicas internacionales.

2. La Delegación de Bolivia sugirió la necesidad de una coordinación de los programas entre las instituciones del hemisferio, así como con los Parlamentos; inclusive mediante la creación de un Comité Institucional que se dedique a coordinar esfuerzos entre las diferentes instituciones para evitar la dispersión de esfuerzos.

3. La Delegación de Brasil, por su parte, señaló la importancia de la divulgación de las normas jurídicas entre los Estados miembros. Las oficinas de la Secretaría General en los Estados miembros, agregó, deberían ser invitadas a participar en esa iniciativa, así como también las asociaciones de abogados, parlamentos, etc. Asimismo, sugirió la celebración de un Seminario sobre "Estructura de la Justicia", que trataría de los proyectos que existan en los países para perfeccionar el sistema judicial, tanto como la reestructuración de la pirámide del Poder Judicial.

Sobre la base de aquellos mandatos y su implementación a través de las iniciativas concretas que se han señalado, es que este Grupo ha dado seguimiento a la Declaración de Principios de la Cumbre de las Américas y el correspondiente Plan de Acción.

A la vez que me complazco en ponerlo en su conocimiento, hago propicia la oportunidad para reiterar a Ud. las seguridades de mi más atenta consideración y estima.

Dr. Julio César Jaureguy
Embajador, Representante Permanente de Uruguay
ante la OEA
Presidente Grupo de Trabajo
Perfeccionamiento de la Administración de la Justicia
en las Américas


Página Principal | Mandatos de la Cumbre | Calendario de Reuniones | Busque Información

© 1998 Organización de los Estados Americanos, Oficina de Seguimiento de Cumbres

 

[CEGCI Docs/tracker.htm]