wpeE.gif (33747 bytes)

 

  PRESENTACION DEL SR. PETER BAKVIS, ORIT/CIOSL

(Organización Regional Interamericana de Trabajadores de la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres)

Los Trabajadores Migrantes y las corrientes migratorias en el hemisferio son manifestaciones políticas, económicas y sociales de larga data en las Américas. Ellas responden a un conjunto de incentivos, positivos y negativos que en se manifiestan en los mercados laborales tanto de la economía mundial como del país de origen y destino del trabajador migrante.

Las consecuencias económicas y sociales de los conflictos armados y las guerras, la violencia política, el narcotráfico han sido en buena medida causantes de corrientes migratorias hacia zonas fronterizas donde los migrantes son forzados a abandonar su hábitat y lugares de origen para preservar su integridad física.

El impacto cultural de la transacionalización, la ausencia de oportunidades, la poca transparencia de los sistemas políticos, la poca legitimidad o participación del sistema político, poca representatividad o falta de solidez en las instituciones asi como la incapacidad de los sistemas judiciales para arbitrar conflictos y administrar justicia son otra razón que impulsa a los trabajadores y en especial a los mas jóvenes y capaces a emigrar desde áreas de pocas perspectivas de mejoramiento familiar hacia zonas percibidas como de mayor oportunidad de avance y mejoramiento.

En las dos ultimas décadas, como consecuencia de la crisis externa de América Latina, los programas de estabilización a corto plazo y el impacto de la globalización en las estructuras económicas sustentadas en el crecimiento hacia el mercado interno han generado una nueva oleada de presiones migratorias tanto a lo interno de los países como entre las zonas fronterizas y los países en desarrollo hacia los países desarrollados.

Por ello el mejoramiento de las situaciones bélicas en el hemisferio no han disminuido las presiones de corrientes migratorias y se percibe un cambio en su composición.

A los trabajadores estacionales y aquellos que migran para atender demanda laboral de difícil o escaso atractivo en los países desarrollados se les está uniendo un conjunto de jóvenes profesionales adiestrados en nuevas tecnologías, ciencias médicas y otros profesionales cuyo impacto social en el tejido de reproducción y creación de riqueza en los países en desarrollo esta aún por evaluar.

Todos ellos son victimas en mayor o menor grado de graves violaciones a sus derechos humanos y laborales, sujetos a manifestaciones xenofóbicas y hasta racistas en los paises huespedes con serias exclusiones, en tanto trabajadores de beneficios ordinarios al resto de los trabajadores en dichos mercados laborales.

No solamente sufren las consecuencias de desigualdad en sus remuneraciones sino que muchas de las legislaciones de los países pechan con doble y triple intensidad a estos trabajadores a los cuales se les niegan los frutos de la seguridad y el salario social al cual contribuyen como trabajadores.

Frente a los migrantes se exhibe una crasa ignorancia sobre su contribución al país receptor y poca comprensión por parte de las naciones de los países de origen de su contribución como ciudadanos.

De acuerdo a estudios desarrollados por La Raza, una ONG de USA, los trabajadores migrantes no solo cumplen una función esencial en industrias que no podrían sobrevivir o competir en mercados mundiales sin el concurso de esa mano de obra, sino que su aporte impositivo al fisco tanto de sus países de origen como de las sociedades huéspedes los convierte en acreedores netos de las sociedades donde han optado por residir.

En su ensayo sobre la naturaleza de la pobreza, John Kenneth Galbraight llega a la conclusión que mucho del éxito en el desarrollo económico experimentado por el mundo en estos últimos dos siglos se explica por el aporte de las corrientes migratorias. Es mas Afirma JKG que quien emigra tiene una estructura actitudinal mas proclive al trabajo sostenido que se asocia al progreso y por la insatisfacción positiva que exhibe el trabajador migrante.

La migración es además un problema indisoluble de las tendencias demográficas que presenta la economía mundial y las actitudes xenófobas y rascistas solo esconden la necesidad de darle una respuesta racionales a una realidad teórica en la que se sustenta el libre comercio cuyo axioma jamas se reconoce al trabajador.

Si la optimización del producto mundial y la participación en el comercio mundial trae ventajas a todos, entonces la movilidad de productos y factores no puede restringirse solo a productos y capital. También la mano de obra debe ostentar la movilidad y libertad que con tanta insistencia se nos pide en las economías para otros factores de producción.

Frente a ellos se desarrolla todo un conjunto de actividades ilícitas donde se reproduce el modelo social de explotación al trabajador migrante que el sindicalismo internacional y en especial la ORIT y la CIOSL han denunciado y en repetidas ocasiones solicitado se ponga fin.

En el XIV Congreso de la ORIT/CIOSL celebrado en abril de 1997 en Santo Domingo, se aprobó la Resolución Nº 13 que demanda el establecimiento de medidas por parte de los gobiernos de la región que garanticen el respeto a los derechos humanos y laborales de los migrantes, en especial el respeto a las Normas Fundamentales del Trabajo aprobadas por la OIT, e invita a nuestras organizaciones afiliadas y fraternales a desarrollar una campaña de concientización al respecto y un Plan de Acción que permita el apoyo y fortalecimiento de los sindicatos en las áreas fronterizas o de alta incidencia migratoria con el concurso de estos trabajadores.

ORIT/CIOSL ha desarrollado iniciativas entre sus organizaciones afiliadas para exigir la protección de los trabajadores migrantes en Costa Rica y luchar por el respeto a sus derechos humanos y laborales.

Creemos que en el marco de la construcción de las reglas de juego que van a normar la integración del hemisferio nuestra política de exigir una dimensión social lleva a solicitar a los estados y las sociedades de las Américas y diálogo serio y franco sobre el papel y rol que tienen los migrantes y la condición de minusvalía a que hoy los somete no solo la práctica sino la dinámica y la legislación.

Washington, 18 de febrero de 2000


Página Principal | Mandatos de la Cumbre | Calendario de Reuniones | Busque Información

© 2000 Organización de los Estados Americanos, Oficina de Seguimiento de Cumbres

 

[CEGCI Meetings/18-FEB-00-CEGCI/tracker.htm]