Actualizado al 8 de junio de 2001

Segunda Cumbre de las Américas

FOMENTO DE LA CONFIANZA Y DE LA SEGURIDAD ENTRE LOS ESTADOS

En la Cumbre de Santiago, los Gobiernos decidieron llevar a la práctica las medidas aprobadas en las Declaraciones de Santiago y San Salvador sobre fomento de la confianza y de la seguridad. Asimismo, los Gobiernos dieron todo su apoyo a los esfuerzos de desminado, decidieron promover la transparencia, en cuanto a políticas de defensa, y la solución pacífica de las controversias existentes en el hemisferio.

Por otra parte, los Jefes de Estado y de Gobierno encargaron a la OEA, que a través de la Comisión de Seguridad Hemisférica:

Reuniones de los Ministros de Defensa

Del 29 de noviembre al 3 de diciembre de 1998, se realizó en Cartagena, Colombia, la Tercera Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas. En la Conferencia, los Ministros de Defensa firmaron la Declaración de Cartagena, en la cuál reafirmaron su apoyo para fomentar la confianza entre los Estados. Los ministros también acordaron fortalecer la cooperación hemisférica en la lucha contra el terrorismo. El Secretario de Defensa de los Estados Unidos, William S. Cohen, se refirió en forma implícita a la nueva relación existente entre el terrorismo y los desastres naturales; y manifestó que "el papel de la milicia reside en que las capacidades militares son indispensables para luchar contra ambos". (ver el discurso de Cohen). Los ministros acordaron que, como la amenaza del terrorismo aumenta a medida que la tecnología de avanzada se vuelve más accesible, las fuerzas armadas deben cooperar más plenamente a fin de proporcionar protección efectiva a la ciudadanía.  (El US Arms Control and Disarmament Agency publicó un libro de documentos de referencia en septiembre de 1998).

Coordinador para los Asuntos de Seguridad Hemisférica

Ante la importancia adquirida por el tema de seguridad hemisférica en la II Cumbre de las Américas y los mandatos encomendados a la OEA, la Secretaría General, en fecha 2 de octubre de 1998, ha designado un Coordinador para los Asuntos de Seguridad Hemisférica cuyas funciones serán:

Comisión de Seguridad Hemisférica - Convención Sobre Transparencia en las Adquisiciones de Armas Convencionales

La Comisión de Seguridad Hemisférica de la OEA, entidad encargada del seguimiento de esta iniciativa, estableció un Grupo de Trabajo sobre la elaboración de una Convención sobre transparencia en las adquisiciones de armas convencionales.  Este Grupo de Trabajo se reunió en ocho oportunidades logrando avances importantes en la elaboración de dicho documento cuyo objetivo es el de contribuir a la apertura y transparencia regionales, mediante el intercambio de información sobre los sistemas de armas comprendidos en el registro de Armas Convencionales de Naciones Unidas.  Dicho registro comprende carros y vehículos blindados, aviones de combate, naves de guerra, misiles y lanza misiles.  

Durante el desarrollo del Vigésimo Noveno Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la OEA , los Ministros de Relaciones Exteriores de los 34 Estados miembros decidieron aprobar el proyecto de Convención Interamericana sobre Transparencia en las Adquisiciones de Armas Convencionales. El documento consta de 15 artículos y una lista de armas convencionales. La adopción de éste instrumento jurídico responde a objetivos tendientes a disminuir el riesgo de conflictos regionales, aumentando la seguridad de los Estados y contribuyendo a la paz y seguridad internacionales. La Convención fue firmada por los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Dominica, Ecuador,El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. El tratado entrará en vigencia cuando sea ratificado por seis países.

Reunión de Seguimiento de las Declaraciones de Santiago y San Salvador

La Comisión de Seguridad Hemisférica de la OEA efectuó dos sesiones para considerar estos mandatos.

El 25 de Febrero de 1999, la CSH efectuó una revisión de la implementación de las medidas de fomento de la confianza y de la seguridad adoptadas en Santiago y San Salvador, respectivamente, para lo cual contó con la presencia de los presidentes de ambas conferencias.

En esa oportunidad los Estados miembros informaron sobre las medidas ya adoptadas por sus respectivos países con miras a implementar las medidas de fomento de la confianza y de la seguridad, y reiteraron la importancia de dichas medidas para alcanzar la transparencia en la región y señalaron que la consideración de este tema en la OEA es índice del compromiso asumido por los Estados miembros con las medidas de fomento de la confianza y de la seguridad.

Posteriormente, los días 20 y 21 de Abril del presente año, la CSH celebró una especial, con la participación de expertos de las capitales para a) realizar un análisis sobre el significado, alcance y proyección de los conceptos de seguridad internacional en el Hemisferio, con el propósito de desarrollar los enfoques comunes más apropiados que permitan abordar sus diversos aspectos, incluidos el desarme y el control de armamentos; y b) identificar las formas de revitalizar y fortalecer las instituciones del sistema interamericano relacionadas con los distintos aspectos de la seguridad hemisférica.

En dicha oportunidad, la discusión incluyó, inter alia, la redefinición del concepto de seguridad y las nuevas amenazas de seguridad; el papel de la OEA, de la Secretaría General de la OEA y de la Junta Interamericana de Defensa; el fortalecimiento de la Comisión de Seguridad Hemisférica; la cooperación entre los Estados miembros para lograr una solución temprana a las controversias y una respuesta a las amenazas a la seguridad; y la necesidad de contar con mecanismos para mantener la seguridad a largo plazo.

Como resultado de este primer intercambio de ideas, la Asamblea General de la OEA, realizada en Guatemala, en junio del presente año acordó las siguientes actividades:

Programa de Educación para la Paz

Con respecto al Programa de Educación para la Paz, como medida de fomento de la confianza y de seguridad, la Comisión de Seguridad Hemisférica tomó nota de una propuesta preparada por la  UPD y aprobó la realización de una Reunión de Expertos para diseñar un Proyecto de Programa de Educación para la Paz . Esta reunión se celebraró en Cartagena, Colombia, los días 14 y 15 de octubre de 1999.

Este programa entre sus objetivos primordiales tiene como fin promover un proceso que desarrolle entre la población valores, conocimientos, creencias, actitudes y comportamientos conducentes al fortalecimiento de una cultura política democrática y una cultura de paz. Además de contribuir a un mejor entendimiento de respeto y tolerancia y aun tratamiento adecuado de aquellos problemas que, en el ámbito hemisférico, regional, subregional o local, perturban la paz, tanto a nivel interno de los países como a nivel inter-estatal.

Este Programa esta dirigido fundamentalmente a la población, en especial los jóvenes, las mujeres y demás grupos vulnerables. Comprende tres áreas básicas de estudio, estas son: a. La educación para la promoción de las paz entre los estados, b. La educación para la solución pacífica de los conflictos y c. La educación para la promoción de los valores y prácticas democráticas.

Desminado y Convención de Ottawa

El primero de marzo entró en vigor la Convención de Ottawa sobre la prohibición del uso, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal y su destrucción.  Esta medida ha sido un paso esencial hacia la construcción de un hemisferio libre de minas.  En relación con el Registro de Minas Antipersonal de la OEA, establecido mediante resolución 724 (1162/98) del Consejo Permanente de la OEA, el 22 de Mayo de 1998.  La participación en el registro ha sido leve, solamente 7 países han entregado información.

Los esfuerzos de desminado en la región se han concentrado en Centroamérica, en donde se han desarrollado programas de desminado con la ayuda de la Secretaría General de la OEA (Unidad para la Promoción de la Democracia) y la asistencia técnica de la Junta Interamericana de Defensa. Estos programas tuvieron su inicio en 1992 y a la fecha involucran a Nicaragua, Guatemala, Costa Rica y Honduras. Estos programas nacionales se enmarcan dentro del Programa de Asistencia al Desminado en Centroamérica (PADCA).  Desde sus inicios, estos programas nacionales han contado con el apoyo financiero de Estados miembros de la región y países extra-continentales.

La OEA, a través de la Unidad para la Promoción de la Democracia informa periódicamente a los Estados miembros sobre los avances del Programa de Desminado en Centroamérica (PADCA).  Los últimos informes han incluido información sobre los efectos del huracán Mitch en las tareas de remoción de minas así como los aspectos de coordinación del programa, en especial, las cuestiones relacionadas con el financiamiento internacional, las actividades de recaudación de fondos y sobre los requisitos de infraestructura y equipo. 

Otras actividades de importancia emprendidas en la región son:

El desminado y el Hemisferio Occidental como una Zona Libre de Minas Antipersonal

Dada la importancia de una respuesta integrada y completa a la crisis ocasionada por las minas antipersonal, y la necesidad de proporcionar un apoyo auténtico y duradero para aquellos que se encuentran en constante riesgo, se creó en 1998 el área programática dentro de la Unidad para la Promoción de la Democracia denominada "Acción Integral contra Minas Antipersonal" (AICMA). Dicha área es el punto focal de la Secretaría General en la materia y se encarga, entre otros, de los siguientes temas: a) Educación preventiva a la población civil sobre el peligro de las minas; b) apoyo para el peritaje, mapeo, ubicación y limpieza de campos minados; c) asistencia a las víctimas incluyendo la rehabilitación física y psicológica, así como la reintegración socioeconómica de las zonas desminadas; d) apoyo a la total prohibición de las minas antipersonal e) banco de datos sobre acción contra las minas antipersonal.

Programa de Asistencia para el Desminado en Centroamérica (PADCA)

El Programa de Asistencia para el Desminado en Centroamérica fue creado por la Organización de los Estados Americanos en el año de 1991, a solicitud de los países centroamericanos afectados por las minas antipersonal. A partir de mayo de 1995, la coordinación general y supervisión del Programa de Asistencia para el Desminado en Centroamérica (PADCA) ha sido responsabilidad de la Unidad para la Promoción de la Democracia (UPD), con la colaboración técnica de la Junta Interamericana de Defensa (JID). El PADCA, integrado en el nuevo programa de la AICMA, tiene el sello distintivo de ser fundamentalmente un proyecto humanitario, porque trata de devolver la seguridad y la confianza a los ciudadanos, disminuir la amenaza y el peligro que representan los artefactos explosivos, y las minas antipersonal, y restaurar el uso de tierras agrícolas y ganaderas en las zonas afectadas.

El exitoso desempeño y los avances que ha tenido el PADCA se dan en gran medida gracias al invaluable y generoso apoyo de Estados miembros: Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, El Salvador, Guatemala, Perú, Venezuela y los Estados Unidos; y a la contribución de importantes donantes de la comunidad internacional: Dinamarca, España, Francia, Gran Bretaña, Holanda, Japón, Noruega, Rusia y Suecia, entre otros países. En lo que va del año, esta contribución alcanzó aproximadamente unos $4, 815,000.00

Los avances alcanzados en cada país receptor del PADCA se pueden sintetizar de la siguiente manera:

Costa Rica. Actualmente, se están ejecutando las operaciones correspondientes al módulo VII en las áreas de Cutriz, Pocosol y Las Tiricias, en la provincia de Alajuela, en la frontera norte con Nicaragua. El desminado y remoción de artefactos explosivos se ha ejecutado con la continua colaboración de dos supervisores internacionales, 41 zapadores y el apoyo de la técnica canina.

Se ha continuado con la campaña de Educación Preventiva a la Población Civil sobre el Peligro de las Minas en las zonas de Crucitas, Jocote, Las Tiricias, San Isidro, Pocosol, Medio Queso y La Guaría, en la provincia de Alajuela.

Guatemala. Conforme a lo programado por el Plan Nacional de Desminado y Destrucción de Artefactos Explosivos, se han concluido las operaciones de búsqueda y destrucción de artefactos explosivos en el Área de Ixcán, Departamento del Quiché y, gracias a ello, se ha realizado, en enero del año 2000, la primera entrega de tierras desminadas por parte de las autoridades locales a la comunidad.

Actualmente, se llevan a cabo tareas de rastreo y detección en el área del triángulo Ixil, la cual comprende cuatro municipios del Departamento del Quiché y abarcan 30 de las 129 zonas sospechosas contempladas por el Plan Nacional de Desminado.

Nicaragua. Se implementará un nuevo frente de operaciones compuesto de 100 zapadores, el cual será ubicado en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) en la República de Nicaragua. Actualmente, se está realizando el entrenamiento de los soldados zapadores que integrarán los nuevos pelotones. Es importante subrayar que esto permitirá complementar los otros dos frentes, apoyados por la comunidad internacional, a través de la OEA, en las áreas de Ocotal y Juigalpa.

Actualmente, se están llevando a cabo las operaciones correspondientes a los módulos número IV, en el Frente de Operaciones número 3, ubicado en Juigalpa, y módulo número VIII, ubicado en el Frente de Operaciones número 4, en el área de Ocotal.

Asimismo, por solicitud de ENEL (Empresa Nicaragüense de Electricidad), se ha iniciado la certificación y entrega de torres de alta tensión desminadas en los territorios de Chontales y Matagalpa, para el inicio del mantenimiento en las líneas de transmisión.

Por otra parte, durante el año se trasladó la Misión de Asistencia para la Remoción de Minas en Centroamérica (MARMINCA) de Honduras a Nicaragua.

Asimismo, se ha dado continuidad, y se planea reforzar para el año 2000, la capacidad del "Programa de Atención para Víctimas de Minas y Artefactos Explosivos", que se está llevando a cabo desde 1997 en Nicaragua, con la cooperación del Gobierno de Suecia, a fin de asegurar el seguimiento a los servicios de rehabilitación proporcionados por este programa.

Finalmente, en el período comprendido en este informe, se ha fortalecido la campaña de Educación Preventiva a la Población Civil Sobre el Peligro de las Minas con visitas a la comunidad y por medio de distintos mensajes radiofónicos a través de radiodifusoras nacionales. Igualmente, AICMA recibió, por parte del Gobierno canadiense, una importante remesa de "afiches" alusivos al peligro de las minas que han sido utilizados en la señalización de áreas sospechosas.

Perú y Ecuador. El Secretario General ofreció, con motivo de la visita de los Presidentes del Ecuador y Perú a la sede de la Organización, el 5 de febrero de 1999, el concurso y experiencia de la OEA en el tema del desminado humanitario.

Por otra parte, mediante nota conjunta de fecha 18 de marzo de 1999, los Gobiernos del Ecuador y Perú a través de sus Misiones Permanente ante la Organización de los Estados Americanos, solicitaron a la Organización el establecimiento de un fondo específico de apoyo al desminado asociado a la demarcación de la frontera ecuatoriana-peruana, en base a los recursos que, a tal efecto, aportara el Gobierno del Canadá.

Al respecto, la Organización inició actividades sobre el tema con la apertura del fondo específico para el "Programa de Asistencia para el Desminado en Ecuador/ Perú" (PADEP) con la contribución del Gobierno de Canadá de CAN $300,000.00 (USD $198,800.45), en abril de 1999. Esta contribución dividida en partes iguales, ha sido destinada exclusivamente a la adquisición de equipos y materiales para las actividades de apoyo al desminado humanitario asociado a la demarcación de la frontera ecuatoriana-peruana.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos invitó a la Organización de los Estados Americanos a participar en una misión multidisciplinaria al Ecuador y Perú. Dicha misión se llevó a cabo del 16 al 20 de agosto de 1999 para evaluar la situación de las minas terrestres antipersonal en la región fronteriza de ambos países.

Como resultado de dicha misión, y de acuerdo a las solicitudes de ambos países de requerir el apoyo de la OEA en las tareas de desminado humanitario, la Organización ha presentado para la consideración de ambos gobiernos, documentos de trabajo contentivos de una propuesta para brindar una asistencia internacional coordinada a los esfuerzos de ambos países en la acción integral contra las minas antipersonal en sus respectivos territorios.

A continuación se destacan algunas de las actividades adicionales realizadas en el marco del AICMA:

Con respecto al Programa de Rehabilitación de Víctimas de Minas Antipersonal, se realizó la firma de un Acuerdo Marco entre el Centro de Rehabilitación Internacional (CIR) y la Organización de Estados Americanos, con el fin de implementar un Plan de Acción para desarrollar y realizar nuevas tecnologías, material educacional y programas de rehabilitación física y laboral para las personas afectadas por minas antipersonal y artefactos explosivos en Centroamérica.

Asimismo, en el transcurso del año se ha realizado una coordinación estrecha con la Organización Panamericana de Salud (OPS) a fin de unir esfuerzos en las actividades relacionadas con la asistencia, rehabilitación e integración de las víctimas de minas, y sobre educación preventiva a la población civil sobre el peligro de dichos artefactos.

Igualmente se han iniciado gestiones con la Fundación de las Américas (Trust for the Americas), para unir esfuerzos con el sector privado, público, académico, y de las distintas instituciones de la sociedad civil del hemisferio, para promover iniciativas que beneficien a las víctimas de minas.

Por otra parte, y a fin de iniciar un fondo semilla destinado a proporcionar asistencia medica urgente en el extranjero, para aquellas víctimas de minas que no puedan ser tratadas en sus países, AICMA gestionó, con la Fundación Mujeres de las Américas de la ciudad de Washington, la obtención de fondos provenientes de la actividad cultural que dicha fundación lleva a cabo anualmente, por decisión unánime se otorgo el 80% de los fondos recaudados .

Nuevos Conceptos de la Seguridad

Los días 19 y 20 de Abril de 1999 se llevó a cabo en la sede de la Organización de los Estados Americanos el "Foro sobre el Futuro de la Seguridad Internacional en el Hemisferio, encuentro académico-diplomático organizado por la Misión Permanente de Chile ante la OEA y con el apoyo de la Misión Permanente de los Estados Unidos y la Secretaría General de la OEA.

El objetivo del foro fue iniciar un diálogo sobre el futuro de la seguridad hemisférica entre académicos y especialistas de los países de las Américas con el fin de contribuir a una mayor precisión conceptual en definiciones que van desde naciones tradicionales de seguridad con el acento en los aspectos político-militares hasta conceptos mucho más inclusivos, que abarcan dimensiones como las económicos, las sociales y las medio-ambientales.

Además de la clarificación conceptual, el diálogo facilitó el análisis de las experiencias hemisféricas y sub-regionales, tales como el proceso de implementación de medidas de fomento de la confianza y de la seguridad, los avances del concepto de seguridad democrática en Centroamérica y las preocupaciones especiales de seguridad de los pequeños estados insulares del Caribe.

Por último, se esbozó un primer análisis sobre el funcionamiento de las instituciones interamericanas de seguridad, en especial la Junta Interamericana de Defensa y el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Para ver los resultados de la tercera Reunión Especial de la Comisión de Seguridad Hemisférica sobre conceptos internacionales de seguridad, haga click aquí.

Preocupaciones Especiales de Seguridad de los Pequeños Estados Insulares del Caribe

Las preocupaciones especiales de seguridad de los pequeños Estados insulares se han ventilado en dos foros, principalmente. En la reunión de Alto Nivel realizada en San Salvador, en Febrero de 1998 y en la Comisión de Seguridad Hemisférica de la OEA. En ambos, los siguientes elementos emergen como los factores que influyen en la seguridad de estos Estados:

Al nivel hemisférico la OEA, a través de la Secretaría General ha adoptado algunas medidas en respuesta a estas preocupaciones especiales de seguridad, que dicen relación con los aspectos económicos, medio ambiente y riesgos naturales, la promoción de la democracia y cooperación para la erradicación del tráfico ilícito y el abuso de drogas. Algunas de estas medidas son:

i) aspectos económicos: Apoyo de la Unidad de Comercio de la OEA a través de asistencia técnica a los grupos negociadores y consultivos del ALCA de los países con economías más pequeñas y la organización de seminarios regionales sobre asuntos vinculados al ALCA para funcionarios de los Estados insulares del Caribe.

ii) medio ambiente y riesgos naturales: La OEA, a través de la Unidad de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente ha implementado una serie de programas de asistencia técnica en las esferas de la mitigación de los riesgos naturales y la adaptación al cambio climático mundial, financiados con recursos externos.

iii) promoción de la democracia: El programa Apoyo a Instituciones y Procesos Legislativos, con la participación de las Bahamas, Dominica, Grenada, Jamaica, San Kitts y Nevis, Santa Lucia y Trinidad y Tobago; el programa de Red Líderes Legislativos de las Américas y el programa de Promoción de Valores y Prácticas Democráticas.

Asimismo la OEA está colaborando con la Secretaría del Caribbean Community (CARICOM) para ejecutar el proyecto de Educación para la Democracia en los Estados de la Asociación de Estados Orientales del Caribe (OECS).

iv) cooperación para la erradicación del tráfico ilícito y el abuso de drogas: Programas de asistencia técnica a cargo de la Comisión Interamericana contra el Abuso de Drogas.

XXIX Asamblea General - Fomento de la confianza y la seguridad en la región

Por otra parte, los Estados miembros aprobaron, durante la Asamblea General, una serie de resoluciones con el fin de continuar fomentando la confianza y la seguridad en la región. Estas resoluciones se refieren a los siguientes puntos:

XXX Período Ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA

Durante la Asamblea General de la OEA celebrada en Windsor, Canadá, en junio de 2000, los Gobiernos aprobaron las siguientes resoluciones en relación con el tema de seguridad hemisférica:

La IV Conferencia Ministerial de Defensa en las América

La IV Conferencia Ministerial de Defensa en las Américas se celebró en Manaos, Brasil. Dicha reunión empezó el 16 de octubre de 2000, y revisó los siguientes temas: la seguridad hemisférica en el inicio del Siglo XXI; la confinaza mutua en el continente y su situación y proyección para la próxima década, así como las posibilidades de cooperación regional en el campo de la defensa y el desarrollo.  Para leer la Declaración que resultó de la Conferencia, haga click aquí.

"Reunión Especial de la Comisión de Seguridad Hemisférica: "Los nuevos enfoques sobre la seguridad hemisférica"

Del 13 al 14 de noviembre de 2000, se celebró en Washington D.C. una Reunión Especial de la Comisión de Seguridad Hemisférica para examinar las nuevas amenazas a la seguridad regional. La reunión fue la tercera en una serie de reuniones especiales en que se analizaron los nuevos enfoques en seguridad hemisférica. Los Estados Miembros contaron con la participación de varios expertos en las discusiones sobre los siguientes temas:

  1. Evaluación e identificación de las formas de revitalizar y fortalecer las instituciones del sistema interamericano relacionadas con los distintos aspectos de la seguridad hemisférica; y
  2. Análisis de los enfoques comunes más apropiados que permitan abordar los diversos aspectos de la seguridad internacional en el Hemisferio.

En la reunión, se identificaron y analizaron las siguientes nuevas amenazas a la seguridad hemisférica: el crimen transnacional, el narcotráfico, el tráfico ilícito de armas y los desastres naturales. La Comisión también comentó la relevancia y la autoridad de los siguientes mecanismos e instituciones regionales en relación con seguridad hemisférica: el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), el Pacto de Bogotá, la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, las cartas de la OEA y las Naciones Unidas, y la propia OEA.

Al final de la reunión, la Comisión decidió preparar un cuestionario para solicitar la perspectiva de cada Estado Miembro sobre temas relacionados con la seguridad hemisférica y la futura Conferencia Especial sobre Seguridad.

******

Los mandatos y las iniciativas de seguridad hemisférica fueron reforzados y fortalecidos en la Cumbre de las Américas de Quebec de 2001. Para más información sobre estos mandatos, y para una continuación de las actividades de seguimiento en el área de seguridad hemisférica, haga click aquí.

Actualizado al 8 de junio de 2001

 

[Hemispheric Security/tracker.htm]